La ruta del shopper colombiano

La ruta del shopper colombiano, en un periodo donde la pobreza monetaria alcanza el 40% de la población colombiana y los hogares terminan pagando alrededor de un 39% más por los productos de la canasta básica familiar, en comparación al 2020, el panorama para
el hogar colombiano es uno de los más retadores de la última década.

Vea: https://www.america-retail.com/colombia/4-tendencias-en-…mercado-de-pagos/


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hoy por hoy es incierto lo que pueda suceder con los indicadores macroeconómicos, pero lo cierto es que en el corto y mediano plazo el efecto de los precios hace que el hogar colombiano modifique su manera de comprar.

Hoy por hoy se ha evidenciado una tendencia clara en la que el comprador elige visitar más puntos de venta en búsqueda de encontrar la mejor ecuación de costo beneficio, lo anterior deja al canal tradicional mal parado, ya que el hogar que está en búsqueda de promociones ve en las cadenas de supermercados, hipebodegas y supermercados regionales, opciones más económicas.

Sin embargo, esta búsqueda de productos en el canal moderno no se ve reflejado en mayores volúmenes, ya que se evidencia que el hogar si bien visita más seguido y más hogares van a buscar los canales de autoservicio para abastecerse, su gasto -cada vez que compran- decrece a ritmos del 10 al 15% aproximadamente.

Esto refleja una búsqueda de poder compensar el incremento de precios por muchas
veces migrar a contenidos más pequeños, segmentos más económicos o marcas de
menores precios.

Son 4 rutas las que elije el comprador, o busca nuevos canales de compra, o migra
a marcas más económicas, o reduce su contenido cada vez que compra, o
definitivamente deja de compra ciertos productos.

En orden de importancia, vemos una tendencia donde la principal opción del comprador es buscar nuevos canales de compra que le permiten poder compensar el incremento en precios, y en segundo lugar vemos migraciones contenidos más pequeños y disminución de gasto en compras grandes también llamadas de despensa.

Las marcas vivirán un reto en el 2023, estar presente en el mayor numero de puntos de venta posible y priorizar qué característica es la más importante para el comprador a la hora de comprar ¿será el aroma, el sabor, el tamaño o el empaque? Lo cierto es que el consumo de los hogares será muy relevante para el mercado en 2023, ya que, a los altos incrementos en el precio, la alta demanda por generar diversión o actividades sin salir de casa será muy relevante.

Por: Juan Caro, Director Comercial de Kantar división Worldpanel


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉