La marca de lujo Gucci volvió a brillar y arrastró en el conglomerado Kering

gucci

A la marca de lujo Gucci parece estarle ayudando la pantalla que ha tenido en la película La casa Gucci. En total, el conglomerado francés Kering, del que hace parte la marca que tiene el atractivo adicional de guardar un halo de tragedia en su historia, logró incrementar ganancias en un 47,7 % en 2021, en comparación con el año inmediatamente anterior, que fue difícil para todos los negocios.

Después de navegar por aguas tranquilas en materia de ganancias, lo que no es bueno para los proyectos empresariales, llegó la pandemia de covid-19 que, por supuesto, afectó más a segmentos de lujo como los que mueve Kering.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Aún así, en 2020, mientras gran parte de la economía se ahogaba en medio de una crisis sanitaria que llevó a cuarentenas y restricciones, el conglomerado ya empezaba a tener oxígeno, impulsado por las ventas de sus marcas, pero en particular porque Gucci volvió a brillar.

Lo cierto es que Kering tuvo ganancias superiores a los 3.170 millones de euros en 2021, con un nivel de ingresos de 17.645 millones de euros, lo que significó un incremento del 35 % en comparación con 2020, y de 13 % en relación con 2019. Es decir, la reactivación económica para ese conglomerado ya está más allá de los niveles prepandemia.

Los números en verde de Kering, de inmediato, se reflejaron en el comportamiento del mercado bursátil. La acción del conglomerado se valorizaba en un 7 % en las primeras horas de la jornada de este jueves.

Claro está, en el contexto de todo el mes, en arranque de este año, el ritmo no ha sido el mismo del último trimestre del año pasado. Enero no es un mes pujante para ningún negocio de este tipo. Tampoco lo ha sido para este conglomerado que, además de Gucci, tiene bajo su sombrilla otras marcas famosas como Yves Saint Laurent, Sergio Rossi, Boucheron, Bottega Veneta, Balenciaga, Alexander McQueen, Stella McCartney, entre otras.

A qué se debe el impulso?

Durante los dos últimos años, Kering se ha concentrado en potencializar las marcas para que suenen en el mundo. Por esa razón, muchos analistas estiman que las grandes inversiones en publicidad, principalmente realizadas para promocionar el centenario de la marca Gucci, han sido motor de las ventas.

Como un efecto en cadena, de paso se han visto beneficiadas las demás marcas que hacen parte del conglomerado, pues así lo reflejan los números. Individualmente, los ingresos de Gucci aumentaron en un 30,8 %, logrando así una cifra de 9.731 millones de euros. Por el lado de Yves Saint Laurent la variación fue de 44,5 %, con ingresos de 2.521 millones de euros.

En el conjunto total, Kering aumentó los ingresos en un tercio, si se mira solo en el cuarto trimestre, impulsado por la temporada de vacaciones y el fenómeno que se presentó en todo el mundo: la gente que no compró en 2020 se desbordó en 2021. El interrogante es lo que viene, en medio de fenómenos que le podrían pegar a todos los países, como lo es la amenaza de conflicto en Ucrania.

La expectativa de Kering, liderada por el multimillonario Francois Pinault, es que en 2022 continúe por la misma senda, según comunicado emitido por la compañía a nivel mundial. Claro que habrá que ver qué pasa con la economía global, pues de los fenómenos sociales y políticos depende que se mantenga o no la misma senda de crecimiento para las empresas.

 

Fuente: SEMANA


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉