Inversión extranjera en Bogotá crece un 16,86 %

Ciudad en atardecer

El DANE entregó los resultados de la segunda Encuesta Anual de Inversión Directa que reveló que los flujos financieros de inversión directa activa ascendieron a US$2.148,0 millones en 2020.

Los flujos financieros de inversión directa activa, es decir una inversión transfronteriza entre un extranjero y un residente, ascendieron a US$2.148,0 millones en 2020. Las participaciones de capital registraron un monto de US$1.583,3 millones, mientras que las utilidades reinvertidas fueron US$675,2 millones y los instrumentos de deuda registraron un monto negativo de US$110,5 millones, según reveló la segunda Encuesta Anual de Inversión Directa del DANE.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los resultados de la encuesta, de acuerdo con el DANE, presentan la comparación de cifras de transacciones financieras a través de los flujos, las rentas o utilidades generadas por la inversión, los saldos y la deuda de la emisión de inversión directa de Colombia en el exterior así como la inversión directa recibida en en el país.

El total de rentas de la inversión directa activa, reportado por las empresas encuestadas, ascendió a US$1.741,7 millones en 2020. De las cuales US$2.442,4 millones corresponden a utilidades y US$23,6 millones a intereses. Por su parte, se registró un monto de US$724,3 millones en pérdidas.

El interés duradero, de acuerdo con el DANE, comprende la intención de tener una relación de largo plazo entre las partes involucradas y un grado significativo de influencia en la toma de decisiones de la empresa. “Para efectos de establecer una regla objetiva, el manual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) consideran que se constituye una relación de inversión directa cuando existe la propiedad del 10 % o más de la participación accionaria”, explicó la entidad.

De acuerdo con la información reportada por las empresas, el 38 % de la inversión realizada por residentes colombianos se usó para la creación de nuevo capital productivo mientras que el 57,5 % fue usada para la adquisición de capital productivo existente. Sin embargo, el 4,6 % del total de la inversión realizada por residentes colombianos no fue reportado el uso.

Sobre el uso de la inversión realizada por no residentes, “el 72,3 % se usó en la adquisición de capital productivo existente y el 25,6 % en creación de nuevo capital productivo. Para el 2 % del total de la inversión relacionada por no residentes, el uso no fue reportado por las empresas objeto de estudio de la Encuesta Anual de Inversión Directa”, indicó el DANE.

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020, los flujos de inversión extranjera directa recibidos por las empresas colombianas se materializaron en un 16,86 % en Bogotá; el 10,04 % en Casanare; el 9,8 % en Boyacá y el 8,10 % en el Meta.

De acuerdo con los resultados, los principales destinos de los flujos de inversión de Colombia en el exterior fueron Brasil, España, Reino Unido, Panamá, Perú y Chile.

Según la actividad económica, los flujos de inversión de Colombia en el exterior se presentan en actividades financieras y de seguros, “seguido en importancia por el suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado y explotación de minas y canteras”, dijo el DANE.

Panamá es el principal país de residencia de las empresas que generan rentas para Colombia, como resultado de las utilidades. Le siguen Perú, Brasil, Chile, México y Bermudas.

Los flujos financieros en Colombia se originan en primer lugar en Panamá, compuestos principalmente por las utilidades reinvertidas. “En España, son determinados en gran parte por la participación de capital, al igual que en Canadá, Países Bajos y Estados Unidos. Con relación a Islas Vírgenes británicas, los flujos se componen principalmente por los instrumentos de deuda”, afirmó el DANE.

Fuente: El espectador


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉