Grupo Ambiente Gourmet, historia

Grupo Ambiente Gourmet, historia, la oficina de la antioqueña Patricia Vélez, CEO de Grupo Ambiente, en El Poblado, es un pequeño resumen del imperio empresarial que ha construido durante más de 15 años. Según publica Mall & Retail 

Vajillas, plantas, sillas cómodas y el aroma a Limoncello evocan la oferta de los negocios que la llevaron al éxito: Ambiente Gourmet, Ambiente Living y Club House.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

https://www.america-retail.com/colombia/wingz-abrio-su-p…ante-en-medellin/

Su historia está llena de capítulos muy interesantes: es una abogada egresada de la UPB quien solo ejerció durante las prácticas y al final terminó construyendo un holding que hoy tiene 121 tiendas.

Las personas cercanas la describen como una mujer visionaria e inspiradora, que demuestra en sus proyectos la pasión, el esfuerzo y el amor con el que trabaja cada día junto a su equipo de trabajo.

Esta empresaria paisa ha sido una vendedora carismática desde niña. Sus primeros pinos los hizo en el colegio ofreciendo zapatos, correas y maquillaje.

En esa época aprendió que organizar cada negocio era la clave y empezó a generar redes con sus compañeros para sacarle jugo a la idea, aunque eso sí, nunca le gustó fiar y más bien ha sido de recibir el pago de contado.

Luego llegó la universidad. Al tiempo que estudiaba Derecho, rápidamente empezó a ascender en el mundo laboral. Al segundo año de carrera arrancó en un trabajo de tiempo completo en el Banco Ganadero (ahora BBVA) y paso a paso se convirtió en gerente de sucursal siendo todavía universitaria.

“Me tocaba ir a pasar sobregiros a las seis de la mañana y luego llegaba a las siete a clase, decía presente y me volaba; me sentaba de última para poder ir a trabajar y volvía, tres veces iba de la universidad al trabajo. Por eso no podía ir a fiestas, tenía que madrugar”, cuenta la empresaria.

Como abogada en prácticas llegó a defender a cinco personas, pero hasta ahí. Se fue por el mundo de los negocios y unos años después arrancó en el sector de vehículos; le fue tan bien que quedó a cargo de concesionarios.

Empezar de cero

Para ese entonces Patricia ya tenía 35 años y en concepto de varias personas sus logros eran sinónimo de éxito. No obstante, empezó a tener una crisis de identidad. “Me iba bien en el trabajo, pero no disfrutaba lo que hacía”.

Sin saberlo, ese deseo de iniciar de cero y reinventarse fue la primera piedra de un negocio multimillonario. El gusto por atender y hacer cosas fáciles, la admiración por la belleza, el nicho que veía en Colombia para productos de hogar y su dilema de esa época fueron el punto de partida.

Convencida de que tenía todo para intentar un emprendimiento exitoso hizo del garaje de su casa, en San Lucas, su bodega. No tenía estanterías y prácticamente tenía que poner todo en el piso, pero lejos de ser una barrera creó 150 artículos de mesa y cocina.

Con pimenteros, saleros y varios productos más que tenían su sello, en 2005 le dio vida a Ambiente Gourmet. Los resultados fueron inmediatos, las personas comenzaron a llenar sus cocinas con productos de la marca y coleccionarlos se volvió tendencia. En un momento el negocio se creció y dio para poner tiendas pequeñas en grandes superficies. Rápidamente alcanzó 20 distribuidas en Carulla y Carrefour, por ejemplo.

Fueron tantas las ventas que en un punto el garaje no dio abasto y el esposo de Patricia le dio el “empujón” que necesitaba: la animó a salir de ese fortín que había armado. La emprendedora alquiló una bodega con estantería y su marca tomó más cara de empresa.

Una vez lo hizo pensó en por qué no llegar a Bogotá, que a su modo de ver es todo un reto para los empresarios paisas. Y lo logró. Con lo que generaba el negocio fue abriendo tiendas en la capital, sin descuidar la operación en Medellín.

Ambiente Gourmet ya era una compañía reconocida en las dos ciudades más grandes de Colombia y, como era de esperarse, el teléfono empezó a sonar. “Queremos la franquicia” se volvió una frase que recurrentemente escuchaba Patricia, hasta que accedió.

De la mano de la Cámara de Comercio manualizó el negocio, empezó a dar franquicias y se expandió a ciudades intermedias. Fue todo un éxito, claro, a veces cerrando algunos puntos, pero así mismo abriendo otros.

Entre muebles y restaurantes

De negocio en negocio Ambiente Gourmet caminó casi que solo y, cerca de 10 años después de montarlo, a finales de 2014, a Patricia le surgió otra idea: ¿por qué no entrar en el segmento de muebles y decoración?

Ahí surgieron las bases de Ambiente Living, que arrancó en 2015 con una tienda pequeña de muebles. Las ventas eran buenas y a la empresaria le sedujo la idea de tener un espacio más grande. De vez en cuando pasaba por un local de 1.000 metros cuadrados en arriendo en el centro comercial El Tesoro que la tenía tentada. “A mí me va a dar algo, me voy a morir si no alquilo ese local”, pensaba.

La idea es combinar la gastronomía sencilla y con sabor, con la experiencia de música en vivo y, por qué no, que los clientes compren al final un accesorio de los que ofrece la marca.

Entre quienes le decían que lo intentara y aquellos que más bien le aconsejaban pensar dos veces si quería estar en un espacio tan grande, ella se arriesgó y lo alquiló.

Tan grande era el almacén que los sofás, mesas, sillas, estanterías y demás productos de Ambiente Living no alcanzaban a llenarlo. Así que casi de inmediato surgió otra idea de negocio: construirle un restaurante.

Patricia dice que la cocina siempre ha sido una de sus pasiones, pero no esa de platos sofisticados y complicados, sino más bien la que es fácil y rápida, pero con buena sazón. Decidió combinar su gusto por “las cosas bellas” con el de la cocina y terminó de darle forma a la emblemática sede de Ambiente Living, en El Tesoro.

Las otras joyas de la corona.

Por asombroso que parezca, tener su restaurante no sería la última idea de negocio de la empresaria paisa. Tras el éxito de Ambiente Living vio una tendencia por vivir en apartamentos más pequeños y que los jóvenes, particularmente, no querían tener que cargar muebles grandes, pesados y que no cupieran en los ascensores.

Hizo una nueva apuesta: crear una marca de muebles más livianos, frescos y para ambientes más pequeños. Así nació Club House (2017), su tercera empresa, para mandar en el mercado de accesorios para el hogar.

A esta firma le ha ido bien en Bogotá y Medellín, los jóvenes han respondido a las líneas que ofrece y son receptivos a los precios, que son más económicos que los que se encuentran en Ambiente Living.

Con Ambiente Gourmet, Ambiente Living y Club House, la antioqueña consolidó su holding empresarial: el Grupo Ambiente. Pero por si estas tres compañías no fueran suficientes creó otras dos.

Fiel a su estilo y basándose en las opiniones o necesidades de los clientes descubrió que la fragancia Limoncello que tenía en los Ambiente Gourmet cautivaba a todo el que entraba. Preguntaban si la vendían o qué aroma era ese.

Por eso lanzó una tienda de fragancias que llamó Literal, su cuarta creación. “Estamos madurando el portafolio de esta marca, que nació en pandemia. Me gusta mucho porque todo lo hemos hecho de manera casera y los clientes nos preguntan por nuestras fragancias”, cuenta Patricia.

Siguiendo esa senda de creatividad y de escuchar a los clientes, durante pandemia ideó su más reciente negocio: Ambiente Patio. El concepto es de una tienda a las afueras de la ciudad, con artesanías, restaurante y lo mejor de Grupo Ambiente.

Es un espacio pensado en ese consumidor al que le gusta “instagramear” su experiencia, lleno de flores y un espacio para comer un buen plato y hacer fotos y videos “ganadores”. Está ubicado en el mall Le Mont.

Para esta empresaria, quien se declara amante de los caballos desde pequeña y “bien paisa”, su próximo gran paso es internacionalizar las compañías, en las cuales genera 350 empleos.

El primer paso será montar dos Flagship Store o ‘tiendas insignia’ en Miami y Madrid que abrirá el próximo año. “Creemos que tenemos una colección de productos que sería importante en cualquier parte del mundo”, comenta.

Luego le pondrá un toque paisa a su portafolio para devolverle a Medellín un poco de lo que le ha dado, por eso está trabajando en un proyecto en el que los artistas de la Comuna 13 intervendrán sus productos, como por ejemplo las sillas, y lo que se recaude con esto irá para ellos.

Al final de toda esta historia y lo que está por venir, Patricia Vélez dice ser una madre orgullosa de tres hijos, trabajadora, emprendedora y, sobre todo, una persona que quiere transmitir su ADN en todo lo que hace, que es lo que la ha llevado a alcanzar el éxito.

De acuerdo al Mapa del Retail El Grupo Ambiente Gourmet tuvo unos ingresos en 2021 de $ 73.739 millones con un crecimiento del 27,4%, ubicándose en el puesto 13 entre las 22 principales empresas de la categoría “Mejoramiento del Hogar”.

Fuente: El Colombiano.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉