Exportaciones de aceite de palma sumaron US$551 millones

palma

La Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, estimó que las exportaciones de este producto alcanzaron un valor de US$ 551 millones. Además, el mercado se consolidó como el primero en exportaciones no tradicionales y en cuarto lugar de las exportaciones agropecuarias, destacándose en la Unión Europea, Brasil y México, destinos de mayor importancia en comercio exterior para Colombia.

Otro de los repuntes es el incremento de su producción, que para 2021 fue de 1,75 millones de toneladas. Esto supone un aumento del 12% con respecto a lo registrado durante 2020.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“La producción creció en todas las zonas palmeras de Colombia, alcanzando niveles récord en la mayoría de ellas”, expresó Nicolás Pérez Marulanda, presidente ejecutivo de Fedepalma.

La federación aseguró que el valor de la producción para 2021 fue de 7,5 billones de pesos, es decir 80% por encima de 2020 y el valor histórico más alto, “tanto por el aumento del volumen de la producción como por el buen comportamiento de los precios internacionales del aceite de palma”, señaló el dirigente gremial.

Las ventas al mercado local alcanzaron 1,2 millones de toneladas, reflejando un crecimiento de 42% frente al año anterior. Además, de una participación en ventas del 71% en los mercados de alimentos y biodiésel.

Para Fedepalma este comportamiento “muestra una positiva dinámica y atendiendo de manera apropiada los requerimientos de materia prima de la industria nacional tanto en usos comestibles como no comestibles”.

Por otro lado, las ventas al mercado internacional alcanzaron 0,5 millones de toneladas y su participaron fue de 29% en las ventas totales de la agroindustria.

Sumado a esto, los precios internacionales del aceite de palma estuvieron en US$1.207 por tonelada, mientras que en 2020, fueron de $713. Lo que implica un crecimiento de 69%, indicó Fedepalma.

“Esta situación se debe, del lado de la oferta, a una caída de la producción de aceite de palma en Malasia, el segundo país productor a nivel global, y a la menor dinámica mundial de las cosechas de girasol y canola; como también, del lado de la demanda, a la recuperación económica que impulsó la demanda de aceites y grasas en los principales mercados, y la consolidación de los mandatos de biocombustibles en diferentes países”, explicó Perez Marulanda.

Según la federación, estos resultado benefician a 160 municipios palmero del país, “consolidando a la agroindustria de la palma de aceite como un motor de desarrollo rural y gran generador de empleo formal y actividad económica legal”, indicó el dirigente gremial.

ENFOQUE SOSTENIBLE

Con el fin de responder a la solicitud de consumidores preocupados por productos de origen sostenible y, de esta manera, entrar a mercados internacionales como la Unión Europea, el sector palmero de Colombia lanzó la Corporación Aceite de Palma Sostenible de Colombia, APSColombia.

Esta institución se encarga de verificar que los palmicultores cumplan estas condiciones para fortalecer la marca ante estándares internacionales.

“La palmicultura se ha convertido en una opción de trabajo representativa en el campo, toda vez que el sector alcanza niveles de 82 % en formalidad laboral”, argumentó”, Pérez.

Fuente: PORTAFOLIO


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉