El precio del petróleo se recupera de ómicron

Los precios del petróleo están aumentando

El petróleo subió debido a que los operadores sopesaron una caída mayor a la esperada en las reservas de crudo de Estados Unidos frente al aumento de la producción de los yacimientos estadounidenses.

El crudo West Texas Intermediate cerró el miércoles con un alza del 0,8%, a US$76,56 por barril, tras haber subido casi un 2%. El incremento inicial fue provocado por un recuento del Gobierno estadounidense que mostró que los inventarios se redujeron en 3,58 millones de barriles la semana pasada, a pesar de que la producción nacional de crudo aumentó a su nivel más alto desde mayo de 2020.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los futuros del crudo estadounidense de referencia casi han recuperado todo el terreno perdido desde que la aparición a fines de noviembre de la última variante del covid-19 oscureció las perspectivas de la demanda energética. A pesar del aumento de los contagios, la variante ómicron no ha afectado hasta ahora la movilidad de la mayor economía del mundo.

“El comportamiento de los consumidores en relación con la demanda de petróleo no se ve afectado por la preocupación por ómicron”, afirmó Rob Thummel, gerente de cartera de Tortoise, una empresa que gestiona unos US$8.000 millones en activos relacionados con la energía.

El crudo se encamina a su mayor ganancia anual en más de una década, después de que el consumo mundial se recuperara de la pandemia con el despliegue de las vacunas. Ello contribuyó a reducir los inventarios de petróleo, que estuvieron inflados, sobre todo en EE.UU., donde las reservas cayeron por quinta semana consecutiva, la mayor racha de reducciones desde septiembre.

La preocupación de los inversionistas sobre la variante ómicron está disminuyendo debido a la creciente evidencia de que la variante es de naturaleza más leve, reduciendo potencialmente la necesidad de imponer restricciones a la circulación. La rápida propagación de ómicron aún no ha afectado el tráfico en la mayor parte de Asia, según muestran los datos de movilidad compilados por Bloomberg. En EE.UU., la demanda de los consumidores también está aumentando, y las reservas de gasolina han experimentado la mayor caída en más de un mes, según el informe de la Administración de Información de Energía.

La recuperación del petróleo también se ha visto apoyada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, que han adoptado un enfoque prudente para restaurar la producción. El grupo se reunirá la próxima semana para evaluar la política de cara a 2022. Antes de esa reunión, el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, dijo que el país se siente cómodo con precios de entre US$65 y US$80 el barril.

También existe la posibilidad de un impulso técnico alcista, después de que el Brent cerrara el martes por encima de su promedio móvil de 50 días por primera vez en poco más de un mes. Ese fue el último hito notable en la recuperación del mercado tras la caída de fines del mes pasado.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉