El efecto colateral de la escasez que golpea a pequeños negocios

Mujer frente a un anaquel de alimentos en un supermercado

Los pequeños comerciantes están siendo uno de los principales perjudicados de la crisis en la cadena de suministro global de cara a esta Navidad.

La escasez de materias primas tiene bajo mínimos a muchos de los sectores colombianos. Aparte del caso de la cerveza, de la leche o de la parafina, también hay preocupación entre los empresarios del calzado, de los quesos, de los repuestos automotores, los productos tecnológicos o de los juguetes, entre otros.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los pequeños comerciantes están siendo uno de los principales perjudicados de la crisis en la cadena de suministro global de cara a esta Navidad.

La escasez de materias primas tiene bajo mínimos a muchos de los sectores colombianos. Aparte del caso de la cerveza, de la leche o de la parafina, también hay preocupación entre los empresarios del calzado, de los quesos, de los repuestos automotores, los productos tecnológicos o de los juguetes, entre otros.

Respecto a la leche, el gremio Asoleche también alertó de la escasez actual y calculó que el faltante está por encima de los 1,6 millones de litros al día, lo que evidencia que la producción y el acopio han caído cerca de un 15 por ciento.

“Hay que evitar el desabastecimiento en los comercios, en las industrias que necesitan la materia prima para procesarlas en alimentos y bebidas lácteas y, desde luego, apoyar la sostenibilidad de las 736.000 personas que viven, trabajan y dependen de este sector”, aseguró el gremio liderado por Juan Sebastián Bargans.

Derivado de ello, los queseros de Boyacá, particularmente en los municipios de Paipa y Sotaquira, calculan que en su departamento la producción y el acopio han caído de manera drástica.

“Esta situación nos ha llevado a incumplir con pedidos, a poner en riesgo financiero nuestras pequeñas empresas y por esto, queremos hacer un llamado a la sociedad, al Gobierno y a la opinión pública en general sobre esta difícil coyuntura que creemos no es pasajera y que puede alargarse por los próximos meses complicando aún más la subsistencia de nuestras empresas y de los empleos que generamos en la región”, alertó la Asociación de productores de Queso Paipa.

Los aumentos de las materias primas también han afectado al sector del cuero y del calzado. Este sector está muy afectado porque no se encuentran materias primas ni componentes y, lo poco que hay, se consigue a unos precios muy elevados.

OTROS AFECTADOS

En el caso del automotor, según José Clopatofsky, director de la Revista Motor, la crisis de los contenedores ha generado en Colombia una ‘burbuja de precios’ en carros usados: «como no nay disponibilidad de carros nuevos, los vehículos usados de modelos recientes han subido de precio» ante la demanda, explica.

La situación también ha impactado en precios de repuestos y partes, «tanto para ensambladoras como para el mercado de reposición», según Clopatofsky, pues las marcas «están pagando extras, tres o cuatro veces más (por el valor del transporte) y eso lo paga el usuario, se refleja en el valor en las vitrinas».

En el caso de la tecnología, computadores, celulares, dispositivos electrónicos, entre otros, dicho sector también vive dificultades. Según Alberto Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, CCIT, «se han dificultado los tiempos de entrega de productos tecnológicos», importados desde Asia en su mayoría.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉