El 62 % de los emprendedores afirma que sus ingresos provienen únicamente de su negocio

El próximo sábado 16 de abril se conmemorará el Día Mundial del Emprendimiento, una ocasión para resaltar el trabajo de las microempresas en Colombia, que de acuerdo con cifras oficiales representan más del 90 % del tejido empresarial nacional y aportan el 80 % de los empleos.

Según los resultados de este informe, el tiempo promedio que las microempresas permanecen en el mercado se registró en 8,8 años en 2019 y 12,8 en 2021, una señal de que la formalización y el acompañamiento a los empresarios son el camino para garantizar la sostenibilidad de las empresas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El impacto social del acompañamiento brindado a los empresarios y emprendedores se refleja en que, de acuerdo con el análisis, el 90,2 % de los empresarios manifestó que, gracias al incremento de los ingresos de su negocio, su calidad de vida ha mejorado en el acceso a una buena alimentación para ellos y sus familias, el 63,5 % ha tenido óptimas condiciones de salud y el 53 % realizó mejoras en su vivienda.

Esto también muestra un reto, ya que visibiliza a la microempresa como ese actor que está aportando en suplir esas necesidades básicas.

Además, la encuesta registró que el 62 % de los empresarios afirma que sus ingresos provienen únicamente de su negocio.

En cuanto a la empleabilidad, el informe reveló que cada microempresa genera, en promedio 2,7 empleos nuevos, los mismos que antes de la pandemia.

“Este informe de trazabilidad nos permite conocer y hacerles un seguimiento a variantes clave en el desempeño de nuestros empresarios para prestarle más y mejores servicios. Comparando los resultados de 2019 frente a 2021 evidenciamos señales de recuperación, como que por empresa se generan en promedio 2,7 empleos, el mismo que se tenía antes de la pandemia“, dijo Fabio Andrés Montoya, director ejecutivo de Interactuar.

Retos por superar

Para continuar la senda de la recuperación, el informe aseguró que se requiere de un trabajo conjunto entre las instituciones, el Estado (representado por los gobiernos locales y el nacional) y las microempresas para avanzar en la ruta de la formalización que garantice la sostenibilidad de sus negocios y el mejoramiento de sus ingresos mediante el acceso a nuevos mercados.

La formalización es uno de los aspectos más impactados luego de la pandemia y en el cual es necesario insistir, ya que de 2018 a 2021 el índice bajó de 39,1 % al 21,4 % de los empresarios de Interactuar debidamente constituidos ante cámaras de comercio. De igual forma, se redujo el pago de la seguridad social, pasando en este periodo de 17,4 % a 12,3 %, y de las afiliaciones a las cajas de compensación familiar, de 10,7 % a 7,8 %.

“Como país, el reto es generar mecanismos que le permitan a la microempresa acceder a la formalización y que siga siendo la principal fuente de empleo”, sostuvo el directivo de Interactuar.

“La microempresa no es informal por que así lo quiera, lo es por las trabas burocráticas, los altos costos de regulación, y porque necesitamos seguir trabajando de la mano para mostrarles los beneficios de irse formalizando, y apoyarlos en generar más ventas y que sean más productivos”, agregó Fabio Andrés Montoya.

El informe también reveló otros datos clave como que el 73 % de los empresarios están en el nivel de escolaridad de primaria y bachillerato, y el 17,7 % técnico o tecnológico y el 70 % de ellos están entre los 33 y 64 años, y el 17,8 % de los 18 a 34 años.

Fuente: SEMANA


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉