Conoce los pantalones hechos de cerveza

Cada vez son más las marcas que se montan al carro del upcycling, un movimiento que propone sacar partido de los desechos que producimos y, con ello, contribuir a la lucha contra el cambio climático. Hace unos días se lanzó un bolígrafo hecho a partir del bagazo de la cerveza. Ahora, se presenta los pantalones tejanos elaborados con los subproductos de esta bebida alcohólica tan popular: los Black Label Malt & Hops JEANS

Se trata de una iniciativa de la marca de cerveza japonesa Sapporo Breweries, que a raíz de la pandemia decidió explorar otras líneas de negocio a partir del reciclaje de su producto principal: la cerveza. Para ello, contó con la ayuda de Shima Denim Works, una empresa que fabrica ropa con los restos de la caña de azúcar después de extraer el jugo. Las dos compañías se asociaron y juntas crearon los Black Label Malt & Hops JEANS, unos pantalones elaborados a partir de los deshechos de la Black Label.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sapporo Breweries se ha asociado con Shima Denim Works para crear la Black Label Malt & Hops JEANS, unos pantalones producidos a partir de los restos del proceso de fermentación de la Black Label, la cerveza negra de Sapporo. Concretamente se aprovechan las lías, los tallos y las hojas de lúpulo y se transforman primero en washi, un tipo de papel muy fino fabricado en Japón. A partir de este material, se elaboran los hilos que forman los tejanos de cerveza. De esta manera, se da una segunda vida a los subproductos de la bebida.

Sapporo señala que el pantalón de cerveza reciclado es ligero y transpirable. Shinosuke Araki, subgerente de la compañía, ha comentado a Nikkei Asia que están sorprendidos por el recibimiento que han tenido los jeans y ha descrito la respuesta de la ciudadanía como «inesperada». Los Black Label Malt & Hops Jeans se venden al por menor por 41.800 yenes japoneses (alrededor de 294 euros) y se pueden comprar por internet.

Scribeer, una fábrica de cerveza artesanal cero emisiones y cero residuos, aprovecha el bagazo para crear productos con material biodegradable.

Cada vez son más las empresas que practican el upcycling, también conocido como supra-reciclaje. Consiste en la transformación de residuos o productos viejos en otros productos de igual o mayor calidad y, a la vez, permite dar un uso distinto a los objetos. Es decir, dar una segunda vida a los restos de un producto.

El upcycling reduce la necesidad de devorar los recursos naturales para fabricar productos. Así, desciende el consumo de energía para producirlos, que es una de las principales causas de contaminación, y encima las empresas recortan los costes de producción.

Fuente: La Vanguardia.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉