‘Colombianos pagarán hasta 1,5 veces más por la ropa en diciembre’

Ropa femenina en una tienda

La Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, CCCyA, señaló que en diciembre los colombianos compraran prendas de vestir más caras producto de un incremento y escasez en los insumos y que perjudicaría a cerca del 35% el bolsillo de los consumidores.

De acuerdo con el directivo, anticipándose a la subida mundial del costo de los insumos, especialmente el del algodón, el sector ha venido haciendo urgentes llamados técnicos para acelerar decisiones que aún están “en estudio y sin fecha de respuesta” con el fin de no perjudicar a los consumidores.

Es por lo anterior que la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, CCCyA ha solicitado reiteradamente y de manera enfática, disminuir el arancel de los hilos, donde más de 65 subpartidas se encuentran en el 10% arancel igual al de la tela. La caída del cultivo de algodón en cierta medida esta explicado porque la industria no va a incrementar la demanda mientras el arancel de algunas subpartidas de los hilos este igual al arancel de las telas, esto no tendría sentido; los gobiernos de turno han perdido de vista que el gran dinamizador de la cadena es el eslabón de la confección, y si este eslabón se hubiese fortalecido, hoy no tendríamos el actual déficit de materias primas, especialmente el del algodón”, señaló.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Para Rodríguez, “si los gobiernos hubiesen optado por la defensa de la industria hoy el mercado estaría suficientemente atendido y el consumidor no tendría que estar pagando las consecuencias de esas malas decisiones. Justo cuando el país empieza a recuperarse de una pandemia que afectó gravemente la economía, los gobiernos han desconocido el porcentaje del valor agregado al interior del sector textil, donde el eslabón de la hilatura solo representa el 2%, la tejeduría, los servicios de estampación y tintorerías el 22% y la confección el 70%”, agregó.

Sobre lo que se debe hacer el gobierno la CCCyA enfatizó en que se deberían implementar incentivos que permitan bajar los costos de producción y lograr así que el consumidor final no sea quien absorba este incremento en las materias primas o en los precios logísticos y de transporte.

El panorama, podría tener una luz de esperanza y una oportunidad de oro, si el gobierno reflexiona y al igual que otros países, toma la senda de recuperar la manufactura, el ejecutivo no debe seguir poniendo en manos de las importaciones el futuro del sector textil confección, o este que alcanzó a generar más de 1 millón y medio de empleos, seguirá sacrificando nuestro agro, la fuente del empleo y la economía de Colombia”, puntualizó Rodríguez.

Banner_mallyretail-800x250

Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉