Colombia: Llegan más ayudas para productores del campo afectados por heladas

Sin que se tenga aún un primer balance general sobre las hectáreas de cultivos ni los productores del campo afectados por las bajas temperaturas que se registran en algunas zonas del país, el Gobierno tiene listas ayudas adicionales por 5.000 millones de pesos para atender cualquier emergencia.

Solo en Cundinamarca ya se habla de 5.420 cultivos afectados y 5.267 productores en 32 municipios del departamento, según datos con corte al 5 de febrero del Consejo Municipal de Gestión de Riesgo.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Para Nicolás García, gobernador del departamento, la situación es preocupante. Unas 25.000 hectáreas de pastos y cultivos (cerca del 2 por ciento del área productiva que tiene Cundinamarca) han sufrido afectaciones, sobre todo en pequeños productores de papa y leche. “Tenemos más de 50.000 reses afectadas”, dice.

“En el Ministerio nos dicen que no ha habido gran impacto porque Corabastos (Bogotá) no ha visto una disminución de alimentos. Pero lo que les hemos respondido es que hay más de 5.000 productores afectados que venden sus productos a otras plazas. A ellos debemos rodearlos porque están sufriendo grandes pérdidas”, le dijo García a este diario.

Indicó que la provincia del Valle de Ubaté, que alberga a municipios como Ubaté y Carmen de Carupa, ha sido la más impactada y en este momento, si bien se han entregado 6.000 toneladas de alimentos para ganado y otras ayudas, se requieren otras 30.000 para cubrir a los campesinos.

En Boyacá, una de las principales despensas de alimentos del país, se menciona una tercera parte de las hectáreas sembradas afectadas por esta coyuntura climática.

Según pronósticos del Ideam, esta temporada de heladas puede extenderse hasta mediados de marzo, lo que acentúa las alertas que llegan de estos dos departamentos

Abastecimiento normal

Aunque consciente de la situación, además porque la semana pasada fue bastante difícil por las bajas temperaturas, Andrés Valencia Pinzón, saliente ministro de Agricultura, le dijo a EL TIEMPO que 5.000 cultivos no dan la medición en hectáreas afectadas, por lo que están en proceso de recolección de datos para conocer la verdadera dimensión de los daños.

“Una cosa es que bajen las temperaturas y otra, que se pierda el cultivo; son dos cosas diferentes”, precisó.

No obstante, anticipó que vienen más ayudas. No obstante, anticipó que vienen más ayudas. “En los próximos días firmaremos un convenio con la Unidad de Gestión del Riesgo por 5.000 millones de pesos para distribuir fertilizantes y semillas a los productores que sí perdieron todas sus cosechas”.

El funcionario advirtió que el nivel de impacto de las heladas se puede ver en que en las primeras semanas de enero no se afectó el abastecimiento de alimentos, lo cual se corroboró con la disminución del dato de inflación de enero.

En ese primer mes la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue 0,42 por ciento, inferior en 0,12 puntos porcentuales a la de igual mes del 2018, indicó el Dane.

Solo en la última semana de enero, a nivel nacional, hubo una caída entre el 10 y el 15 por ciento del abastecimiento”, señaló el ministro.

El Gobierno, además, hace un llamado a los productores del campo para que, teniendo en cuenta que esta es una situación que se presenta cada año, se provean de alimentos para atender estas épocas difíciles.

Valencia Pinzón explicó que desde noviembre del 2019 se activó la entrega de suplemento alimenticio a los productores de leche porque los pastos son los que más se afectan ya que quedan casi inservibles. “Se entregó una tonelada por productor y se atendieron unos 25.000 para que estuvieran preparados, pero hay que tener un grado de mesura porque tampoco hay comida para todos”.

Agregó que para la Costa Atlántica está prevista la entrega de maíz forrajero a los productores de esa región que tengan menos de 50 reses, aprovechando que cuentan con cultivos en alianza con la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia). “Es seguro que entrado el segundo trimestre podremos tener dificultades, como ocurrió hace un año, con la gran sequía que hubo en mayo en la Orinoquía y en el caribe seco, que hizo que se perdieran algunos cultivos de plátano y murieran varios animales bovinos”, puntualizó el ministro.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉