Claves para que en 2023 arriende su inmueble

Claves para que en 2023 arriende su inmueble, arrendar una casa o apartamento no es tarea fácil y menos lo es encontrar un buen inquilino. Para 2023, al reto se suman las proyecciones de los precios que parecen poco alentadoras y que podrían reducir la demanda de inmuebles, pues se espera que el próximo año, el valor de los cánones de arrendamiento incrementen, como mínimo, un 12%, cuando entre 2021 y 2022 el aumento fue de solo 5.62%, de acuerdo con Fedelonjas.   

“El cambio de año es, para muchos, el momento de arrendar un inmueble sea por finalización de contrato con inquilinos anteriores, por proyectos que se plantean para el año nuevo, cambios de trabajo, estudio o ciudad. El éxito depende del estado de la propiedad, el tamaño, la ubicación, el estrato, los costes asociados como la administración o servicios, etc. Por eso, es clave hacer un checklist de cómo se encuentra su propiedad en cada uno de estos aspectos para estar consciente de sus pros y sus contras y hacer un plan de acción efectivo.”, explica Juan Eduardo Contreras, Country Manager de Houm, la mayor inmobiliaria digital del país, que ofrece soluciones para los colombianos en materia de arriendo y venta de inmuebles a través de la tecnología.  


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En esta “temporada alta” de arriendos, se calcula que pueden ponerse en renta un 20% más de inmuebles que en otros momentos del año. Para sus propietarios, es clave tener en cuenta algunos aspectos fundamentales: 

El estado: Revisar las tuberías, las instalaciones eléctricas y de gas, y hacer que funcionen perfectamente, es clave para que la propiedad sea atractiva y funcional. Tenga en cuenta que todo entra por los ojos y que el estado del piso, las paredes, los techos, los acabados, las baldosas, los enchapados, los elementos del baño y la cocina y la pintura también es fundamental para no perder puntos. Hágase la pregunta de ¿Usted mismo viviría en esa casa o apartamento? No vea estas refacciones como un gasto sino como una inversión. 

El canon: La clave es asesorarse con expertos que le ayuden a calcular el valor del canon para que sea justo y atractivo, balanceándolo con otros costos, como la administración o los servicios, y ofreciéndoloa los potenciales arrendatarios que se ajusten a ese presupuesto por su nivel de ingresos. De esta forma evitará desgastes innecesarios, ahorrará tiempo y logrará arrendarlo más rápido.  

La prevención: La asesoría no debe ser solo para aquellos propietarios que tienen inmuebles calificados como “difíciles” de arrendar. Un inmueble nuevo, en perfecto estado y con una excelente ubicación puede volverse un dolor de cabeza si su dueño decide realizar por su cuenta el proceso de ponerlo en arriendo.  

Además de lo que implica anunciarlo, buscar posibles arrendatarios, concretar las citas con ellos e invertir tiempo y dinero en desplazamientos para ir a mostrarlo, se suma que cuando encuentre el inquilino, vienen una serie de papeleos que también implican tiempo, costos y riesgos y, para finalizar, no hay garantía de que el nuevo arrendatario con el que cerró el negocio sea cumplido y además cuide su inmueble.  

Por eso, sea cual sea el caso, lo mejor es aprovechar las herramientas que hoy en día existen para simplificar todo este proceso con garantía de seguridad y confianza. Plataformas 100% online que aceleran la tarea de poner en arriendo un inmueble y rompen con el trámite tradicional y engorroso, que muchas veces genera espacios más prolongados de tiempo con la propiedad desocupada, sin generar rentabilidad.  

Con aceleradoras inmobiliarias de este tipo como Houm, es posible  llevar a cabo desde una evaluación inicial del inmueble y el cálculo correcto del canon, hasta el papeleo y la firma digital del contrato de arrendamiento, pasando por la toma de fotos y videos de calidad para visibilizar el inmueble; la publicación del anuncio en los principales portales inmobiliarios; la escogencia de potenciales inquilinos de acuerdo con sus necesidades y las características de la vivienda; el agendamiento de citas para mostrar el inmueble (las cuales pueden ser presenciales o virtuales) y la atención de dichas citas por parte de asesores calificados.  

La administración: Pero la historia no termina una vez se logra arrendar el inmueble. El proceso de cobro y recolección del canon mensual en las fechas acordadas, vigilar que otros rubros como la administración y los servicios públicos sí sean pagados a tiempo por el inquilino y velar por el buen estado de la propiedad son actividades asociadas a esta modalidad de inversión y realizarlas por cuenta propia del dueño del inmueble implica desgaste y riesgo.  

Por eso es clave, nuevamente, aprovechar las herramientas disponibles de asesoría y acompañamiento en materia inmobiliaria, las cuales realizan el perfil de riesgo de los inquilinos, con el fin de minimizar las posibilidades de no pago y de daños, pero, además, garantizan que el propietario seguirá recibiendo su canon de arrendamiento mensual así el inquilino no pague y además tendrá pólizas que garantizarán el estado de inmueble así se generen daños.  

“Gracias a la tecnología y la innovación, hoy es posible contar con una guía profesional en procesos de arrendamiento de propiedades para vivienda, de principio a fin, los cuales garantizan seguridad y confianza a través de asesorías personalizados y ágiles que lo apoyan el propósito de generar rentabilidad a través de la inversión en finca raíz.”, concluye Juan Eduardo Contreras, Country Manager de Houm. 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉