Anote un gol de sabor, cocina colombo-europea

Anote un gol de sabor, cocina colombo-europea, la Copa Mundial de Fútbol no es solo uno de los eventos deportivos más importantes del planeta, sino de los más esperados.

Durante cuatro años, las personas alrededor del mundo anhelan este momento para vivir junto a familiares y amigos las fuertes emociones que evoca el balón pie.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Vea: https://www.america-retail.com/colombia/pymes-con-oferta…nal-se-favorecen/

De acuerdo con la FIFA, cerca de 884 millones de espectadores vieron la final de Rusia desde la comodidad de su hogar. Por esta razón, la Unión Europea y Cniel, (Asociación que reúne la industria láctea francesa), comparten el paso a paso para crear una exquisita tabla de quesos franceses con ingredientes locales para sorprender a los invitados, mezclando lo mejor de la cocina colombiana con la versatilidad de los sabores europeos.

Gracias a los sabores de la cocina colombiana y a la variedad de quesos franceses, se podrá ambientar un espacio para compartir opiniones y las pasiones que genera el fútbol, mientras disfrutamos de sabores exquisitos que hacen que los momentos sean más especiales.

Aquí surge el lenguaje del amor, un idioma universal que une a todas las personas alrededor de la mesa y que está presente por medio de las emociones que generan deportes como el fútbol, ocasión especial, que además, es el espacio perfecto para compartir y degustar diferentes propuestas gastronómicas.

¿Cómo preparar una tabla de quesos única?

Para empezar, es importante sacar el producto de la nevera, por lo menos 30 minutos antes, para que llegue a la temperatura ambiente y cuente con el sabor y aroma perfecto. La manera correcta de servirlos es clave para que el plato sea más atractivo visualmente y así tener una mejor experiencia al degustarlos.

Es importante acomodarlos en el sentido de las manecillas del reloj, poniendo primero las variedades más suaves como el Brie o el Camembert, seguidas por las más fuertes como el Emmental o el queso azul.

El Brie francés posee una corteza blanca, con tonos de beige a amarillo profundo, y tiene una pequeña capa gris debajo de la corteza. La pasta es color paja brillante, la cual se oscurece conforme va madurando. La corteza debe permanecer firme, mientras que el interior es más suave y flexible.

Tiene un característico sabor a mantequilla, con acabado salado. Este queso es ideal para mezclar con frutos secos como maní, almendras, o pistachos, y con frutas nacionales como la uchuva, arándanos, guayaba y el tamarindo ya que permite contrarrestar la acidez.

Por otro lado, el Camembert francés es ideal para acompañar con un delicioso pandebono, chips de yuca o mini patacones, ya que su delgada corteza blanca contiene un interior untuoso y le da un sabor de cepas y texturas a cada bocado.

La mejor forma para presentarlo en la tabla es cortando la rueda en porciones triangulares de tamaño similar. El balance entre pasta y corteza es lo que aumenta su complejidad y lo diferencia de otros.

Para presentar el Ememental francés se debe porcionar en piezas rectangulares que permitan apreciar su color amarillo claro y sus caraceterísticos agujeros, que son producto del dióxido de carbono que explota al interior del queso durante su proceso de maduración. Su sabor es fuerte y afrutado, con cierta acidez, no es muy salado y con un retrogusto muy ligero y amaderado.

Es el ideal para hacer carimañolas rellenas, o arepas de huevo con queso ya que al derretirse proporciona una nueva capa de sabor y textura que harán de esta receta un deleite para los comensales.

Un infaltable para la tabla es el queso Azúl francés. Su sabor es intenso y complejo, ligeramente más salado en las vetas de color. Es un poco picante, pero no en exceso, como otros similares, ya que está hecho de leche de vaca. Para esta variedad es recomendable servir en porciones más pequeñas debido a lo intenso de su sabor. Se complementan muy bien con encurtidos como jamones, chorizos o salchichas de cóctel. Incluso funcionan muy bien con mermeladas de frutas tropicales.

Combinar estos productos con bebidas colombianas mejorará más la experiencia. Los quesos franceses de sabores más suaves se pueden maridar con bebidas fuertes como el popular aguardiente.

Por otro lado, los más intensos pueden integrarse con bebidas como la cerveza artesanal que darán armonía a los sabores, e incluso con el tradicional refajo con su toque dulce.

Una tabla de quesos es ideal para disfrutar los distintos sabores, texturas y aromas de la
gastronomía francesa junto con recetas colombianas tradicionales que nos permitirán vivir la fiesta del fútbol de una manera diferente, degustando sabores nuevos con notas familiares.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉