Ventas de comida rápida cierran 2020 con caída histórica y pandemia cambió hábitos de consumo

Tabla de madera con hamburguesa

Las ventas de servicio de comida rápida, uno de los sectores más afectados por las cuarentenas, redujeron su ritmo de contracción en los últimos meses de 2020, lo cual no evitó que el año cerrara con una caída histórica.

Según los datos dados a conocer este jueves por la Cámara Nacional de Comercio (CNC) las ventas a nivel nacional registraron un descenso de 14,2% real anual en el cuarto trimestre de 2020, tras haber caído un 51,9% el trimestre previo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por su parte, en términos de locales equivalentes (concepto de same sale store), y tomando en cuenta solo aquello locales abiertos durante el período estudiado, hubo una baja real anual de 3% respecto al cuarto trimestre de 2019.

Así las ventas de comida de servicio rápido anotaron una histórica baja de 39,7% real el año pasado producto de la pandemia.

Delivery no compensa

“La imposibilidad de poder operar de manera física en gran parte de los locales tuvo, y sigue teniendo, fuertes efectos en los resultados del sector, y si bien muchos potenciaron sus opciones de delivery esto no fue suficiente para sostener el fuerte golpe en sus resultados”, dijo Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC

En el último trimestre del 2020 la baja base de comparación, sobre todo de octubre y noviembre, ayudó a los resultados del sector, junto con el levantamiento de restricciones de funcionamiento dado las mejores cifras de contagio que se vieron en esos meses.

Sin embargo, en diciembre vuelven a desacelerarse fuertemente las ventas dado la segunda ola, retorno a la fase dos en varias comunas e incluso a cuarentenas totales en otras, advirtió Silva.

En octubre las ventas bajaron 11,7% anual, luego noviembre descendieron 6,1%, para luego en diciembre, anotar un retroceso de 21,5% anual.

Cambio en hábitos de consumo

“La dinámica del consumo dado los confinamientos también cambió durante el año, pasando de una compra individual a una más grupal o familiar, lo que se refleja en el aumento promedio por boleta”, añadió.

El consumo promedio por boleta (expresado en pesos de diciembre 2020), alcanzó un valor de $6.540 en el cuarto trimestre de 2020, lo que significa un alza de 36,1% real respecto a igual período de 2019 y una baja de 7,4% respecto al trimestre anterior.

Pero medidas en términos anuales se registró una fuerte baja de 55% en el número de transacciones en 2020 frente a 2019, y en el último cuarto del año las transacciones cayeron un 42,3% anual tras descender 74,4% en el tercer trimestre, dando cuenta de la fuerte caída en la afluencia de público.

En la Región Metropolitana, el consumo promedio por boleta durante el último trimestre del año pasado fue de $6.795 experimentando un alza de 37,3% real anual y una baja de 16,2% respecto al tercer trimestre.

Por su parte, en regiones el consumo promedio durante el mismo período alcanzó los $6.285 creciendo un aumento de 34,9% real respecto a igual trimestre de 2019 y un alza de 4,3% al comparar con el trimestre previo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉