Riesgo de crédito le pasa la cuenta al retail financiero

Ventas con tarjetas

Diversos son los motivos de lo que ocurre en el retail financiero, pero entre ellos se encuentran la desaceleración económica, el deterioro del mercado laboral y la alta inflación.

Según df.cl,  de acuerdo a lo reportado en sus resultados al primer semestre, gran parte de las compañías aumentaron las provisiones (resguardos ante impagos) por riesgo de crédito, y la morosidad regresó tras dos años de liquidez en los hogares.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Debido a lo anterior, algunas firmas lograron incrementar las colocaciones y las ventas con tarjetas.

Retail financiero

En el caso de Falabella, los bancos que tiene Chile y en Perú informaron un retroceso de sus ganancias de 19% y 4,3%, respectivamente.

La firma explicó que el resultado en Chile se debió “principalmente por un aumento en los costos de riesgo de la cartera’’. La deuda vencida a más de 90 días se incrementó 128% respecto al primer semestre de 2021, superando los $ 112.087 millones.

En Perú, la operación terminó con pérdidas de US$ 8,3 millones. En Colombia experimentó un crecimiento de 892% respecto a 2021, finalizando con US$ 10,3 millones en ganancias.

En Ripley, su negocio bancario también experimentó una caída. En Chile, su banco registró utilidades durante el segundo trimestre de $ 12.681 millones, un 58,2% menos que hace un año atrás.

Esto se debió a “un aumento en el costo por riesgo neto, explicado por mayores provisiones producto del crecimiento de la cartera”.

El costo por riesgo neto y la mora mayor a 90 días, “se observa un alza en comparación con el mismo período del año anterior, luego del exceso de liquidez durante 2021”.

Eso sí, matizó que estos números “continúan en niveles muy saludables en comparación con los niveles históricos del banco”.

En Perú, el banco logró reducir las pérdidas que venían operando desde la pandemia, pero terminaron con mermas de $ 1.242 millones.

Cencosud con alza en su Ebitda

Mientras que Cencosud, uno de los principales actores del retail, mantiene una alianza con Scotiabank para el negocio financiero.

En Chile, este ítem registró un Ebitda ajustado trimestral de $ 6.108 millones.

El negocio global de servicios financieros de Cencosud tuvo Ebitda ajustado de $ 21.958 millones, un 36% más que el segundo trimestre del año pasado.

Crecen las provisiones

Hites informó que su negocio de retail financiero tuvo una leve baja, cayendo su Ebitda 1,3% al término del primer semestre, llegando a $ 14.808 millones. Asimismo, registró un aumento trimestral de ingresos de 44,6% debido al crecimiento de la cartera, una recuperación de los avances en efectivo y mayor recaudación de asistencias y seguros.

El monto de stock de provisiones aumentó 11,5% en relación a 2021, debido al mayor tamaño de la cartera. El indicador de mora mayor a 90 días aumentó 1,5 puntos porcentuales respecto a la cifra del año pasado, ubicándose en la media de los niveles históricos de este indicador, alcanzando el 10,3% sobre la cartera.

Mientras que Tricot reportó que su negocio de retail financiero tuvo un Ebitda de $ 2.983 millones al final del primer semestre. Esta cifra representa una caída de 50,9% respecto a 2021. Esta cifra se dio a pesar de que los ingresos aumentaron 77,9% por el aumento del flujo de colocaciones.

Un contrapeso fue el gasto por provisiones que creció 445,5% durante el segundo trimestre.

“Este aumento se da producto de la fuerte colocación del trimestre y de la captación de clientes nuevos, a quienes el modelo asigna una mayor provisión por carecer de historial en el mismo”, dijo la firma.

Tanto la tasa de riesgo como la mora mayor a 90 días creció respecto a 2021 “como consecuencia del término gradual de las medidas de apoyo a las familias (…) retomando una tendencia a los valores prepandemia, pero manteniéndose por debajo de los niveles históricos de la empresa”.

Cofisa -filial de AD Retai, que opera la tarjeta ABCDin- registró una caída de su Ebitda trimestral de 77,4%, alcanzando los $ 1.328 millones. El resultado se vio afectado por “el aumento de provisiones por riesgo de crédito neto asociado por un lado al incremento en el stock de la cartera, y, por otro lado, al incremento en el índice de riesgo, propio del ajuste de liquidez que se observa en la economía”.

En el caso de La Polar, el Ebitda del negocio financiero cayó 76,6% al cierre del primer semestre, llegando a los $ 3.271 millones.

La firma indicó en su análisis razonado que “se ha vuelto tomar provisión, situación que se explica principalmente porque se ha retomado el crecimiento de la cartera”.

Sostuvo que los niveles de riesgo se mantienen mejores a los históricos, cerrando el período con una tasa de riesgo de 17,3%.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉