Razones por las que el comercio electrónico continúa al alza en Chile

ecommerce plataforma

Durante este año, el comercio electrónico continúa al alza, ha experimentado un importante dinamismo, proyectándose que hacia fines de 2022 superen las registradas en 2021. De acuerdo a Flow, plataforma chilena de pagos online, existen claros motivos que explican este fenómeno.

Comercio electrónico continúa al alza

De acuerdo a cifras divulgadas desde la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), el 85% de los usuarios de Internet compra online y este año las ventas digitales alcanzarán los US$12.600 millones, lo que equivale a un alza del 5% respecto al año pasado y representa un 12% de las ventas totales del comercio.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Dentro de las categorías de tipos de productos o servicios más transados a través de la red, la entidad ha indicado que vestuario, calzado y accesorios lideran las ventas online y que un 40% de consumidores ha declarado realizar normalmente compras de este rubro a través de Internet.

Luis Alcayaga, gerente comercial regional de Flow, comenta que existen factores claramente identificados que explican el éxito del canal de ventas online, los cuales destaca a continuación:

  1. La transformación digital se ha fortalecido. La aceleración del uso de Internet que trajo consigo la pandemia, derivó en que hoy existan más comercios digitales y también más consumidores familiarizados con las compras online, quienes prefieren esta tecnología, pues les permite optimizar su tiempo, evitar desplazamientos hasta una tienda física y no exponerse a aglomeración de personas ni posibles actos delictuales.
  2. Existe mayor confianza hacia el canal de ventas online. Al haber más conocimiento del sistema de ventas digital, también se observa más confianza en torno a la agilidad, robustez y seguridad transaccional que brinda.
  3. Plataformas amigables. Los proveedores han puesto a disposición de sus clientes, plataformas de pago online simples, que hacen de las compras por internet un proceso sencillo. Por ejemplo, Flow, facilita que los clientes transiten desde la venta física a la digital de manera simple, haciéndose cargo de las fricciones propias de la integración tecnológica y burocracias. Para los consumidores, el proceso de pago también es fácil y expedito.
  4. Mayor exhibición de productos y/o servicios. El espacio o superficie de una tienda física para mostrar productos es menor que el disponible en un Marketplace, donde es posible ver una infinidad de artículos en venta.
  5. Más capacidad de alcance y superación de limitantes geográficas. Gracias a Internet es posible comprar y vender en distintas partes del mundo, lo que implica para compradores más opciones, diversidad y variedad de precios a la hora de comprar.

6. Mejoramiento de la logística de despacho. El proceso de almacenamiento y entrega de productos ha mejorado en los últimos meses, lo que también potencia la experiencia de compra.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉