Las tres familias fundadoras de Parque Arauco reordenan su estructura de control

Parque Arauco

Firman nuevo pacto de actuación conjunta

Hasta ahora, los grupos Said, Saenz y Eluchans controlaban la compañía a través de Inmobiliaria Atlantis, que tenía el 25,4% de la cadena creada hace 40 años. Los socios decidieron ahora distribuirse directamente las acciones directas. La familia Said seguirá siendo el mayor accionista, con 17,5%. Las tres familias firmaron un acuerdo de duración indefinida que impide a cualquiera vender sus acciones hasta la próxima junta de accionistas. Pero les otorga la flexibilidad para hacerlo a futuro, otorgando la primera opción de compra a sus socios.

Hace dos días, los socios de Parque Arauco decidieron reordenar la estructura mediante la cual controlan la cadena de centros comerciales, la que desde fines de 2009 se ejercía a través de la sociedad Inmobiliaria Atlantis S.A., dueña del 25,47% de la compañía valorizada hoy en Bolsa en cerca de US$ 800 millones.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sociedades de las familias Said, Eluchans y Sáenz manejaban el 25,47% de Parque Arauco a través de Inmobiliaria Atlantis, pero ahora los socios optaron, este lunes 2 de mayo, por traspasar las 230,7 millones de acciones que estaban en poder de Atlantis a cada una de las sociedades que la componían. La misma operación, a la inversa, habían materializado el 23 de diciembre de 2009, cuando firmaron un acuerdo de actuación conjunta, sumando entonces el 27,63% de la propiedad.

Las tres familias fueron las fundadoras del centro comercial y así lo recordó Salvador Said, su presidente, en la junta de accionistas de 2021, tras la muerte de su padre, José Said, en 2020. “Corría 1979 y mi padre con su tío Domingo Said Kattan, sus amigos Orlando Sánez y José Domingo Eluchans y otros socios impulsaron la idea de crear el primer centro comercial de Chile bajo el modelo mall como lo conocemos hoy día”, recordó.

“Lo natural es que cada socio tenga sus acciones directamente”, dice una persona ligada a uno de los accionistas que explica así el movimiento resuelto esta semana. La decisión de distribuir directamente sus participaciones, además, otorga mayor libertad a cada accionista para disponer de sus acciones y hacer líquida esa inversión con mayor flexibilidad, pero con ciertas restricciones: sus socios tendrán derechos preferentes para comprar esas acciones y preservar así el control de Parque Arauco.

La familia Said participa en Parque Arauco vía Inversiones Cabildo SpA y Palmas Lo Curro SpA. Ambas tenían un 68,8% de Atlantis. Con el término de esta última, la familia Said tendrá 17,53% de la firma y seguirá siendo el mayor accionista de Parque Arauco.

La familia Sáenz –vía Inversiones Jardines Del Bosque SpA- tendrá un 4,63% de la operadora de centros comerciales con operaciones en Chile, Perú y Colombia.

Y la familia Eluchans –a través de Sociedad de Inversiones E.B. Limitada, Inversiones Innova S.A., Inversiones Innova Limitada, Inversiones Carma SpA, Inversiones Bravo Eluchans Uno Limitada, Inversiones F.E.U. S.A, Inversiones C.E.U. S.A, Inversiones A.E.U. Dos Limitada, Inversiones M.A.E.U. S.A, Inversiones Ana María Eluchans Urenda E.I.R.L. y Inversiones E.U. S.A.- pasará de 12,989% de Atlantis a un 3,30% de Parque Arauco.

El nuevo acuerdo de control

Los tres grupos firmaron un nuevo pacto de actuación conjunta sobre acciones que representan el 25,472% de Parque Arauco, un acuerdo que incluirá a las futuras acciones que puedan sumar las familias o cualquiera de sus personas relacionadas. “El pacto establece que los miembros del grupo controlador ejercerán conjuntamente el control de Parque Arauco buscando asegurar la mayoría de votos en las juntas de accionistas y en las reuniones de directorio”, señala un documento ingresado esta mañana a la Bolsa de Comercio de Santiago. Para estos efectos, los integrantes del acuerdo discutirán y decidirán una postura y voto común en las juntas de accionistas, y procurarán que el directorio quede compuesto de forma tal que represente la participación accionaria de cada uno de los miembros.

El año pasado, el grupo, a través de Atlantis, eligió a cinco de los 9 directores: Salvador Said, Orlando Sáenz, José Domingo Eluchans, Rodrigo Muñoz y Rafael Aldunate. Además en la mesa se eligieron Guillermo Said Yarur, Paul Fontaine (electo por el accionista Jack Mossa) y Ana María Orellana y Anita Holuigue por las AFP.

El nuevo acuerdo entre los socios tendrá una duración indefinida y ninguna parte podrá ponerle terminó mientras sean al menos dos partes.

“El grupo controlador ha considerado que Parque Arauco y sus filiales continúen operando en los mismos términos que lo venían haciendo en el pasado”, se lee en la modificación. Descartan cualquier intención de venta, fusión, cierre o deslistarla de la Bolsa.

En el pacto se estipula un periodo de lock-up, en el cual, a partir de la fecha del pacto y hasta el último día del mes aquel en que se realice la próxima Junta Ordinaria de Accionistas de Parque Arauco que renueve su directorio, cada una de las partes se obliga a no transferir sus acciones comprometidas. En 2021 fue la última elección de directorio, por un período de tres años. Por ello, las partes no podrían enajenar sus papeles antes de 2024, a no ser que algún director deje de serlo y obligue a renovar la mesa antes de esa fecha.

En cualquier caso, el pacto persigue que el control de Parque Arauco no se ponga en riesgo. Si alguna de las familias desean vender sus acciones tiene la obligación de dar una primera opción de compra a las otras partes, quienes tendrán un plazo de treinta días corridos, para comunicar su decisión, pudiendo aceptar la oferta, aceptarla parcialmente o rechazarlas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉