La Polar da explicaciones a la CMF para defender su modelo de «importaciones paralelas»

Explicaciones a la CMF

El gerente general de la multitienda da explicaciones a la CMF, afirmando que todas las prendas comercializadas pasan por un proceso de revisión exhaustivo e insistió en su autenticidad.

Según publicó df.cl, tras las acusaciones de Under Armour y Adidas contra La Polar por la presunta venta de ropa falsificada de sus marcas en las sucursales de la multitienda, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) ofició a la compañía chilena para que diera explicaciones.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Explicaciones a la CMF

Con fecha 25 de noviembre, el gerente general de la multitienda, Manuel Severin, respondió al regulador insistiendo que las prendas en cuestión son originales y confirmando que la empresa presentaría acciones legales en contra de las marcas deportivas, anuncio que se confirmó este martes, cuando ingresaron una primera demanda en contra de Under Armour y Forus, el distribuidor del sello estadounidense en Chile.

El ejecutivo aseguró que las marcas deportivas les habían negado la venta de sus productos, por lo que se vieron obligados a comenzar otro modelo de negocios.

«Importaciones paralelas»

Dicho esto, Severin explicó a la CMF que estaban comprando saldos de temporadas anteriores directo a las fábricas, «lo que hace posible obtener mejores precios, beneficiando en definitiva al consumidor final». Esta práctica, agregó, está permitida por la ley y se conoce como importación paralela.

En el caso de Under Armour, el ejecutivo afirmó que la marca estadounidense emite órdenes de compra para productos específicos a la fábrica Masood Textiles LTD, ubicada en Faisalabad, Pakistán.

Con esto, Under Armour autorizaría a la fábrica para vender excedentes de productos a terceros, lo que  Empresas La Polar utiliza para comprar de manera directa, Severin.

Además, aseguró que «una vez acordadas las condiciones de venta, un tercero externo realiza un control exhaustivo de la calidad de los productos (…) Luego de aprobar las muestras enviadas, la mercadería es internada y revisada nuevamente en el Centro de Distribución de Empresas La Polar y solo las que pasan dicho filtro son puestas a disposición de las diferentes tiendas para su comercialización».

El acuerdo con Adidas

El caso de la multitienda con la multinacional alemana tiene un antecedente extra. La denuncia de Adidas tiene su génesis el mes de septiembre, mes en el que la marca afirma que se destruyeron 17.000 polerones importados por La Polar, por un acuerdo entre ambas compañías.

Poco después, el Servicio Nacional de Aduanas incautó un contenedor con 18.000 prendas más, que Adidas asegura que son falsificados, por lo que se querelló contra la firma ligada a Leonidas Vial.

Leer también: Gerente general de La Polar responde: “Queremos ser categóricos, no vendemos productos falsificados”

En su carta al regulador, Severin confirmó que efectivamente hubo una negociación con Adidas, pero dijo que nunca se llegó a suscribir el acuerdo final.

Según el ejecutivo, el trato consistía en que La Polar prescindiría de importar productos vía directa, ya que Adidas se convertiría en proveedor de La Polar, «lo que en definitiva posibilitaría que nuestros clientes continuaran accediendo a productos de la marca Adidas bajo el modelo outlet».

Con el torbellino de acusaciones de la semana pasada, dicen fuentes cercanas a La Polar, el acuerdo se fue al tacho de la basura.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉