Freno del consumo impacta en la recaudación del IVA

ventas del comercio minorista

Expertos coinciden en que la razón es la menor liquidez que tienen los hogares, lo que impacta en el consumo de las personas.

Según latercera.com, la demanda interna comenzó su proceso de ajuste dejando atrás las altas tasas de expansión que registró en 2021. El segundo trimestre tuvo una variación de 8,7% y se espera que esa senda de desaceleración continúe esta segunda parte del año. Una muestra de aquello ya se reflejó en la actividad del comercio minorista que cayó 11%, a ello se suma el freno que está teniendo la creación de empleo lo que afectará los ingresos de las personas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Todo esto tiene impacto directo en la recaudación que el Fisco obtiene por el IVA.

Consumo

De acuerdo al informe de Ejecución Presupuestaria de la Dirección de Presupuestos, la recaudación por IVA disminuyó 5,7% real anual en julio llegando a $2.034.613 millones. Esta es la mayor caída desde septiembre de 2020. Desde ese mes, los ingresos fiscales por este ítem subieron en línea con el aumento de los ingresos de los hogares que crecieron gracias al Ingreso Familiar de Emergencia Universal y los retiros de los fondos de pensiones. Incluso a mediados del año pasado registraron crecimientos sobre el 80% para finalizar en diciembre de 2021 con una expansión de 19,3%.

De acuerdo a la Dipres, en julio la baja en los ingresos tuvo implicancias “el fuerte crecimiento de la inflación anual en julio. Esto porque en términos nominales, la recaudación por IVA creció 6,7% en el mes, pero al tomar en cuenta el crecimiento de 13,1% de la inflación, en términos reales, la recaudación registró una merma”.

Los economistas coinciden en que la principal razón es la menor liquidez que tienen los hogares, lo que impacta en el consumo de las personas. Cristóbal Gamboni, economista senior del OCEC-UDP sostiene que “la caída real en la recaudación de IVA está en línea con el comportamiento del comercio”. En ese sentido explica que “detrás de las decisiones de consumo hay muchos factores, como el ingreso familiar, el acceso al crédito y los niveles de liquidez que se habían alcanzado en el periodo de la pandemia. Estos factores se han visto afectados por un estancamiento en la generación de empleos, mayores tasas de interés, disminución de los niveles de liquidez y la alta inflación”.

Cecilia Cifuentes, académica de la Universidad de Los Andes, puntualiza que “la contracción del IVA era esperable. La base de comparación está distorsionada por el boom de consumo del año pasado, que, por supuesto tuvo un impacto muy positivo en las arcas fiscales, pero transitorio”.

Perspectivas a la baja

Al estar directamente relacionada ambas variables, consumo e ingresos por IVA, todo indica que continuará desacelerándose durante los próximos meses. “Esta tendencia negativa se va a mantener durante lo que queda del año, y también parte del próximo”, sostiene Cifuentes.

Rodrigo Montero, decano de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma, advierte que “lo más probable es que el frenazo de la economía vaya de la mano también de una pérdida de dinamismo importante de la recaudación tributaria. Por eso es que el crecimiento es importante, pues permite al Estado contar con recursos suficientes para hacer frente a las necesidades del país”.

Otros ingresos

Pese a esta caída que tuvieron los ingresos por IVA, la recaudación tributaria del fisco tuvo un crecimiento real anual de 18,4%, explicado, principalmente, por el impuesto a la renta, y, en menor medida, por el incremento de impuestos a productos específicos.

Según detalla la Dipres, el aumento en la recaudación por impuesto a la renta fue 61,1% anual en julio, que se explica por los mayores Pagos Provisionales Mensuales (PPM) percibidos este mes subieron 45% y al alza de Sistema de Pago de la Declaración Anual.

En tanto, los impuestos a productos específicos aumentaron 27,8%, incidido por mayores recaudaciones en sus tres componentes: la tributación por tabaco, cigarros y cigarrillos aumentó 37%. Asimismo, la recaudación por combustibles subió 19,3% en línea con el mecanismo de recuperación del Mecanismo de Estabilización del Precio de los Combustibles (Mepco). Según se explica esto se debe a que los contribuyentes que tienen derecho al crédito en IVA por el impuesto específico al diésel para uso no automotriz ahora enfrentan una tasa efectiva de tributación negativa, lo cual les genera un débito de IVA. Y los derechos de extracción Ley de Pesca tuvo un alza de 58,5%.

Los ingresos por cobre bruto (Codelco) tuvieron una disminución real anual de 72,0%, debido a que en julio de este año no hubo traspasos de utilidades (dividendos), y disminuyeron los íntegros por transferencias de la Ex Ley Reservada del Cobre, mientras que la tributación de la minería privada subió 29%.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉