Familia Paulmann decide trasladar el control de Cencosud desde Chile hasta Inglaterra

cencosud

Los últimos estados financieros de Cencosud afirman que la familia Paulmann es la controladora del grupo de retail, con el 55,04% de las acciones.

Según publicó latercera.com, una pequeña oración anunció el cambio en los estados financieros de Cencosud a marzo de 2023. “Con fecha 28 de abril de 2023, el 100% de las acciones de Cencosud que mantenía Inversiones y Servicios Rupel Limitada fueron aportadas a PK One Limited (Inglaterra)”, dice la comunicación incluida en los balances.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Familia Paulmann

Los últimos estados financieros de Cencosud afirman que la familia Paulmann es la controladora del grupo de retail, con el 55,04% de las acciones. El 51,103% era mantenido hasta abril a través de Rupel. Otro porcentaje menor está en manos directas del fundador del gigante del retail, Horst Paulmann (2,457%), y sus hijos Heike (0,524%), Manfred (0,427%) y Peter (0,529%).

Los dos primeros están en el directorio de Cencosud y Heike es su presidenta desde comienzos de 2021, cuando reemplazó a su padre, aquejado por problemas de salud, primero provisoriamente, y luego definitivamente. Manfred es presidente de Cencosud Shopping, donde está también su hermano Peter.

Más detallada fue otra comunicación enviada el 8 de mayo a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), firmada por Manfred Paulmann, el mayor de los hermanos, en representación de PK One Limited. “En representación de la sociedad inglesa denominada PK One Limited, por medio de la presente vengo a informar un cambio en la persona o agente a través de la cual se ejerce el control de Cencosud S.A. y Cencosud Shopping S.A., sin que se hubiera producido un cambio efectivo de controlador de estas últimas”, informó el mayor de los hermanos Paulmann Koepfer. La información precisa que Inversiones y Servicios Rupel Limitada transfirió mediante aporte en dominio, cesión y transferencia un total de 1.463 millones de acciones de Cencosud S.A.

Manfred Paulmann precisó en ese texto que los controladores siguen siendo Horst Paulmann y sus tres hijos mayores. Paulmann tiene además un cuarto hijo, menor de edad.

PK One Limited es una sociedad creada en Inglaterra en noviembre de 2022 y en la cual los cuatro Paulmann son directores. La sigla PK coincide con el primer y segundo apellido de los cuatro Paulmann, el patriarca y sus tres hijos mayores. Pero el traspaso de la titularidad de las acciones a Londres fue la segunda fase de una reorganización iniciada en la primera mitad del año pasado. Hasta fines de 2021, los Paulmann controlaban Cencosud a través de tres sociedades. La primera era Inversiones Quinchamalí, el vehículo original mediante el cual Horst Paulmann creó el grupo Cencosud en 1976. Las otras dos eran Inversiones Tano e Inversiones Latadía. Sin embargo, en abril de 2022 se produjo ya un cambio en el vehículo de control: las participaciones que esas tres empresas tenían en Cencosud fueron transferidas a Inversiones y Servicios Rupel.

La segunda fase de la reorganización se produjo a fines de 2022: los Paulmann crearon PK One en Londres y traspasaron ahora a esa sociedad las acciones de Cencosud. El traspaso, sin embargo, no fue inscrito en el registro de accionistas sino hasta abril de este año. Antes de eso debían conseguir la autorización de los acreedores de las sociedades. Y aquello ocurrió en una serie de registros notariales mediante los cuales PK One se transformó en garante de las deudas que las sociedades de inversión del grupo mantenían con diversas entidades bancarias.

Reorganización

El 20 de abril pasado se firmaron todas esos cambios crediticios en distintas notarías. Por ejemplo, en la notaría de Francisco Javier Leiva, el BancoEstado modificó ese día un contrato de crédito y prenda y fianza solidaria con Inversiones Quimchamalí y otras empresas por $85.500 millones. Ahí se explicaba parte de la reestructuración de las sociedades de los Paulmann.

“En virtud de una nueva reorganización corporativa, Rupel constituyó bajo las leyes de Inglaterra y Gales una sociedad de responsabilidad limitada denominada PK One Limited. Mediante instrumento privado de fecha 27 de diciembre de 2022, Rupel ha aportado la totalidad de las 1.463.132.371 acciones de Cencosud de su propiedad”, dice el texto. “El aporte no ha sido inscrito aún en el registro de accionistas de Cencosud y sólo será inscrito una vez que el banco otorgue su autorización”, agrega el documento de una veintena de páginas que modificó las condiciones crediticias de las sociedades de los Paulmann.

Lo mismo hizo el Banco Santander Chile con un crédito por $53.740 millones otorgado en 2020 a los Paulmann, el mismo día, en la misma notaría. También un grupo de acreedores bancarios que otorgaron en 2012 un crédito sindicado: BCI, BancoEstado, Scotiabank, BICE y Banco de Chile. Por último, lo mismo hizo Itaú con una serie de préstamos originales a integrantes de la familia Paulmann.

El cambio de domicilio sigue a otros cambios realizados por otros empresarios y empresas que han radicado sus sociedades de inversión personales en el exterior, en particular en Inglaterra. En este caso, la decisión tendría por objetivo una mayor protección de sus inversiones: al estar radicado en Inglaterra, la inversión de los Paulmann en Chile y Latinoamérica (el grupo opera ya en siete países, incluido Estados Unidos), está protegido por tratados de inversión. Según personas que conocen la operación, la reorganización no tiene objetivos ni beneficios tributarios.

El exsubdirector jurídico del SII y socio de consultora BDO, Cristián Vargas, así lo cree, en un análisis preliminar, y sin tener todos los antecedentes de la operación, dice. Vargas explica: “Si los dueños de la nueva propietaria de las acciones son personas que tienen domicilio o residencia en Chile, por las rentas que reciban del exterior, por ejemplo, dividendos de esa sociedad extranjera, deben pagar impuestos a la renta en Chile. Si la sociedad que paga los dividendos está en Inglaterra, hay un convenio para evitar la doble tributación vigente con Chile, de manera que el impuesto a los dividendos allá es menor que el normal, esto es, 5% si el beneficiario efectivo es una sociedad que posee directa o indirectamente al menos el 20% de las acciones con derecho a voto de la sociedad que paga dichos dividendos, y 15% en los demás casos.

Vea también: FASA no pasa por su mejor momento: pierde 101 locales y cede terreno a competidores

Continúa Cristián Vargas: ”Si el dividendo viene del extranjero puede usarse como crédito en contra del impuesto local, el impuesto que afectó el dividendo en el país de residencia de la sociedad que lo pagó. Con esos créditos, a primera vista, la carga tributaria para los dueños en Chile puede ser similar a la situación anterior antes de la venta de las acciones”.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉