Escenario Post Plebiscito: El show debe continuar

Constitución

El escenario post plebiscito nos debe hacer reflexionar sobre el cómo y cuánto estamos conectados con la realidad, si estamos abiertos a escuchar y a reconocer que nuestras creencias no son verdades absolutas.

Tras el holgado triunfo del Rechazo el 4 de septiembre, inesperado incluso para los partidarios de esa opción, queda la pregunta ¿por qué no lo anticipamos?

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Escenario Post Plebiscito

Claramente, ni las encuestas ni el más optimista de los partidarios del Rechazo, ni el más pesimista de los del Apruebo auguraron este resultado. ¿Por qué nos sorprendió tanto? ¿Qué hubiese pasado si el resultado hubiese sido, al contrario, con un Apruebo sobre el 60%?

Y es que este resultado amplio que se impuso transversalmente en todo el país (excepto en 8 comunas), era un escenario posible, pero inesperado. Votaron 13 millones de los 15 millones que podían hacerlo, algo que tampoco supieron “presagiar” las encuestas. Y todo esto es porque en nuestra forma de pensar y buscar certezas, nos refugiamos muchas veces en lo más probable y, posiblemente, en lo que nos da mayor seguridad. Estamos en un mundo donde creemos que “mi verdad” es “la verdad”, la cual es reforzada por mi entorno, especialmente por las redes sociales. Asociamos a la mayoría piensa similar a mí porque es lo que veo, sin apreciar las distintas percepciones del resto.

La bolsa de Santiago y el dólar reaccionaron rápidamente luego de este resultado, anhelado por el mercado e inversionistas, pero ¿cuánto duró ese optimismo económico? Es ahí donde nuestras organizaciones deben ser cautas y adaptarse a las nuevas realidades, pues aún faltan acuerdos por resolver ante este nuevo panorama político. Visualizar los distintos escenarios más allá de lo que espero o deseo, y nos ayudará a estar mejor preparados para el futuro incierto.

Nos falta ver nuestra capacidad de autocrítica. La exigimos en los otros, porque nos resulta más obvio ver los errores en los demás, pero no somos capaces de reconocer los propios. Por eso, es tan difícil asimilar qué fue lo que sucedió, si a mi alrededor no había síntomas de lo contrario.

Lo que trae el resultado

Reforzando lo anterior, seguramente los partidarios del Apruebo vieron con esperanza una posible victoria, a través de  la multitudinaria convocatoria de su cierre de campaña, y hoy la derrota es más fácil atribuirla a factores  externos a ellos. Los partidarios del Rechazo, por su parte, celebran el triunfo, pero vale la pena preguntarse ¿qué les hubiese pasado si el resultado hubiese sido exactamente el contrario?

Este resultado, debe hacernos reflexionar sobre el cómo y cuánto estamos conectados con la realidad, si estamos abiertos a escuchar y a reconocer que nuestras creencias no son verdades absolutas. Como la reconocida metodología de los Escenarios Futuros de Shell “What if”? (Y si?), poniéndonos en distintas situaciones aunque sean improbables. Esto nos permitirá estar mejor preparados para visualizar con claridad distintos escenarios posibles, aunque no sean los que esperamos o deseamos.

Finalmente, nuestras vidas, nuestros proyectos y nuestras organizaciones, seguirán existiendo y y lo que sí podemos hacer es estar atentos a los distintos escenarios posibles y estar abiertos a hacernos cargo de las amenazas y sobre todo, a aprovechar las oportunidades que siempre traen los cambios.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉