Entrevista César Celse, Director LATAM de Justo: “Apuntamos a ser un Unicornio en Latinoamérica, está en nuestro ADN”

Caminando por el barrio de La Candelaria en Bogotá, mi panza me reclama comida, apuro el paso y luego de varios minutos de caminata rápida llego a la casa dónde me estoy hospedando. No quiero salir a buscar nuevamente un restaurante y recuerdo que, hace ya algunos meses que está operativa y funcionando exitosamente en el país, el partner tecnológico de restaurantes: la aplicación chilena Justo, que también tiene presencia en Chile, Perú, México, Ecuador y Costa Rica.

Sin mayor preámbulo -y teniendo excelentes referencias sobre la app– escojo un restaurante, selecciono plato, y antes de pagar, me llama notablemente la atención de que mi orden se ha realizado directamente al local, no hay intermediario. Punto extra para Justo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Lo anterior responde al gran diferenciador que tiene la aplicación móvil, y que a continuación, desde Colombia, César Celse, Director LATAM de Justo, nos explica en extenso y más a América Retail.

¿Cuál es el objetivo de llegar al mercado colombiano?

No podemos pensar en Latam sin pensar en Colombia, sería algo extraño, obviamente que nosotros tenemos un espíritu de expansión muy grande, lo estamos haciendo muy rápido y Colombia es un mercado clave, con mucha penetración en food delivery, en ecommece en general, tiene uno de los unicornios, como es Rappi.

La realidad es que la cantidad y el volumen de operaciones que el país, lo hace ser un mercado supremamente atractivo, no sencillo, porque es un mercado que presenta muchas bondades, pero tiene una alta complejidad. Tienen jugadores muy fuertes, durante mucho tiempo hubo una especie de monopolio con domicilios.com, luego llegó Rappi, con todo su ímpetu e inversión, sus avances, su modelo de gestión, su estrategia de súper app, después ingresó Ifood, el monstruo brasileño con una estrategia de competir desde las ciudades secundarias, antes de llegar a las ciudades principales. La gente siempre ha sido súper permeable a todas estas delivery apps.

Al entrar en este mercado volvemos al surgimiento de Justo, app que nace para solucionar una necesidad de los restaurantes que vendían muchísimo por aplicaciones delivery, pero cada vez tenían menos rentabilidad, cada vez invertían menos, perdían el control de su negocio y de su canal directo.

No pensar en todo lo anterior, sería una locura. Justo es un actor muy importante en el ecosistema del delivery colombiano.

En específico, ¿cuándo empezaron las operaciones en Colombia?

Empezamos a fines de febrero de este año. Hasta la fecha, hemos ido súper bien, la recepción por parte de los restaurantes ha sido muy buena. Ya tenemos más de 350 puntos de venta activos. Estamos en ciudades importantes de Colombia, felices con su comportamiento y porque los restaurantes lo están también. Desde Justo entregamos un servicio completo.

Ya que hay varias apps funcionando en Colombia, ¿cuál es el principal diferenciador con Justo?

Nosotros somos un agente más del ecosistema del delivery, pero lo distinto y disruptivo de Justo es que no hemos llegado para sacarle participación a un agregador, no hemos venido a pelearnos y decir que vamos a competir con ellos. Somos parte del ecosistema y vamos a convivir. Todos los restaurantes pueden trabajar con nosotros y paralelamente con aplicaciones de delivery. Pero, fomentando e impulsando su canal directo, invirtiendo y desarrollando su marca, posicionando su restaurante. ¿Cuál es el diferencial que yo le hago tener al restaurante?, es que puede tener una tecnología de primera, al igual que los principales agregadores del mundo directamente, para su restaurante.

En Justo somos el aliado tecnológico, nosotros le facilitamos todo el desarrollo de la tecnología y le ayudamos a construir la experiencia 360 de su negocio para que recupere el control, lo que es súper importante.

Si se va el agregador, se lleva la base de dato y todo el trabajo que ha hecho el restaurante, se pierde, se llevan los clientes, los pedidos y de un día para el otro, el restaurante no tiene nada. Entonces, también es una cuestión de diversificación de riesgo, por eso la relevancia de que el restaurante, le apueste a su canal, se digitalice, empiece a brindar atención a sus clientes a través de su canal directo.

¿Qué diferenciador tengo con una app delivery? Todo. La base de datos es del restaurante, los clientes también, la experiencia que vive el usuario la vive relacionándose con el restaurante. Nosotros no salimos a gritar ¡Justo! a los cuatro vientos, sino que somos felices estando por detrás.

¿Cómo ha sido la recepción por parte del restaurador?, en términos de uso de nueva tecnología

Tocaste un punto clave, somos una empresa de tecnología, trabajamos día a día para hacer esa realidad más sencilla para los restaurantes, lo que hace una década atrás era impensable que un restaurante tuviera su ecommerce y con todo lo que conlleva. Desde Justo, le llevamos soluciones, lo simplificamos. La tecnología con la que trabajamos es súper fácil para ellos, con un par de clics pueden customizar su carta, agregar promociones, etc. Dicho lo anterior, la recepción ha sido muy buena, han estado abiertos a aprender y aprovechar todo lo que Justo tiene para entregarles.

¿Qué ha significado para Justo esta expansión, en términos de inversión?

En la última ronda de inversión se levantaron alrededor de dos millones y medio de dólares y para Colombia tenemos destinada una inversión cercana a un millón de dólares. La realidad es que vinimos a penetrar en el mercado colombiano, tenemos claro de que vamos a invertirlo, que creceremos y es una operación que estimamos podría ser una de las más grandes de Latinoamérica.

¿Cómo se ha hecho este trabajo de expansión?

Venimos haciendo las expansiones en tiempo record. Somos empresas que lo estamos haciendo en pandemia, lo mismo pasó con Perú y México. Hemos aprendido a movernos rápido. En específico, en Colombia empezamos a movernos a fines de diciembre y ya a fines de febrero estábamos operando. Ha sido todo muy rápido.

¿Si no existiera el contexto de pandemia sería diferente, quizás no tan rápido?

Sería distinto, la pandemia llegó para cambiarnos a todos y la nueva normalidad. No está tan clara la línea de qué es lo bueno y malo, lo que llegó para quedarse y qué es lo que va a cambiar. El querer estar presencial, te hace más lento. En este contexto es más rápido, dinámico, tiene sus cosas malas, hemos trabajado con personas hace un año y aún no nos conocemos.

Tener más de 350 clientes activos, ¿ya es considerado por ustedes como un éxito?

La palabra éxito es muy grande, nosotros estamos felices con todo lo que ha estado pasando, la realidad es que queremos mucho más, aspiramos a que esto sea realmente el principio. Estamos muy contentos con el performance del mercado. Estoy seguro que cuando cerremos este año, vamos a ver unos resultados espectaculares.

¿Cuál es la comida que prefieren los usuarios que utilizan Justo?

De país a país cambia muchísimo, pero hoy Colombia tiene unos preferidos que son el pollo y la hamburguesa y hay comidas con más tendencia y restoranes nuevos de hamburguesas gourmet, con toques distintos, es un segmento que ha crecido muchísimo los últimos años, obviamente que lucha con el segmento tradicional que es el pollo, es un clásico del pedido colombiano y hay grandes cadenas de ello.

¿Justo es ambicioso?

Muy ambicioso, lo somos, pero también realistas. Nuestro modelo de negocio es bastante más aterrizado que otros, nos enfocamos en la rentabilidad, en tener números azules lo antes posible. Tenemos nuestros pies en la tierra y nuestro plan de expansión tiene que ver con un negocio sostenible y eso va de la mano con el mensaje que le transmitimos a los restaurantes.

¿Llegaron a quedarse a Colombia, no a probar?

Justo se queda en Colombia.

¿Qué proyecciones tienen para Latinoamérica?

En Colombia queremos llegar a superar los 1000 establecimientos y de los cuales 100 sean de las principales empresas del país. Nos gustaría continuar con la expansión dentro de Colombia, ojalá dos ciudades más adicionales a Cali.

A nivel Latinoamericano, tenemos varios planes para continuar expandiéndonos. En específico, en México y Perú la situación es similar, no hay mucha trayectoria o tiempo de maduración, son todos mercados nuevos. Nuestras proyecciones son de crecimiento exponencial. Apuntamos a ser un Unicornio en Latinoamérica, está en nuestro ADN y es una de nuestras ambiciones.

Con la propuesta de Justo yo me enamoré, estamos creando valor, ayudando a los restaurantes, es un negocio, evidente que tiene que ser un “gana-gana”.

Todos los que trabajamos en Justo intentamos seguir con el ADN, nos inyectaron esa energía, se captó desde un principio, uno vive Justo y que cada acción que realizamos sea justa. El contacto que tenemos con los fundadores es una de las cosas más importantes que tiene Justo, porque continuamos con eso y tratamos de trabajar de país por país con la misma filosofía, ser recibidos y percibidos como ese aliado tecnológico, Justo llega al país a facilitarle las cosas a los restaurantes, a devolver el control de su canal directo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉