El chocolate, su historia y como Ferrero Rocher y Varsovienne se adueñan del mercado

Ferrero Rocher

La historia del chocolate es fascinante y comienza hace varios siglos. Desde entonces, el cacao y el chocolate, han sufrido muchos cambios para finalmente convertirse en algo que aman todos los habitantes del planeta.

El chocolate es uno de los alimentos más antiguos de la historia registrada. Ha existido por más de 7.000 años y ha evolucionado con el tiempo. En la actualidad, la industria alimentaria produce muchos tipos diferentes de chocolate: en los últimos años, el chocolate negro, en particular, ha ganado gran popularidad y marcas como Ferrero Rocher o Varsovienne marcaron pautas de calidad.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Entonces, como dijimos, el chocolate es el alimento más popular del mundo. Son pocas las personas que no amen este delicioso manjar. Además, comerlo puede resultar beneficioso para el corazón y el cerebro.

El último estudio sobre los supuestos beneficios del chocolate nos demuestra, que incluso mejora la memoria. Por último, cuando decimos chocolate, realmente hablamos de cacao. De hecho, contiene moléculas llamadas flavonoides, que funcionan como antioxidantes y diluyen la sangre. Es bastante bueno para el corazón y, por lo tanto, contra enfermedades cardiovasculares.

Para el pueblo azteca, el cacao se consumía como bebida y tenía gran importancia cultural y medicinal. Casi se consideraba una panacea que podía curar diversas dolencias, como fiebre, diarrea, fatiga, angina y caries dental.

Finalmente, ¿por qué algunas personas piensan que el cacao es afrodisíaco? Los aztecas la tenían en su farmacopea y la usaban como otras especias, sobre todo antes de unirse a su pareja.

Los orígenes del chocolate

Antes de ser descubierto en 1519 por Hernán Cortés, el cacao era utilizado tradicionalmente por los aztecas y mayas, nativos de México y América Central.

Reservado para la élite, se consumía en una bebida, el «Tchocóatl», diluido en agua, aromatizado con vainilla, al que se le añadía pimienta junto con otras especias, endulzado con miel, y batido enérgicamente hasta formar una espesa espuma en su superficie. .

Entre los mayas, se usaba principalmente para ceremonias religiosas. Los aztecas, por otro lado, esparcieron el frijol a medida que se extendían a otras regiones de México.

Esta bebida descubierta por los ibéricos no caló de inmediato entre aquellos que protagonizaron la conquista. El éxito de la bebida se basó en el trabajo de los monjes españoles que se encargaron de sustituir la miel por azúcar de caña y la bebieron caliente.

Las primeras semillas de cacao se trajeron a España nada más volver Hernán Cortés a la Península en 1528.

Después de la colonización de México, el cacao se exportaba a la metrópoli como parte del comercio triangular y se mezclaba con leche. Su éxito será deslumbrante, pero su importación por la ciudad de Sevilla no se regularizó hasta finales del siglo XVI y no fue hasta principios del siglo XVII cuando el chocolate se asentó en las costumbres españolas.

Este delicioso manjar fue introducido por Ana de Austria, hija del rey Felipe III de España, quien intentó establecerlo en contra de los deseos de Luis XIV, que más bien retrasó la adopción de este derivado del cacao en Francia.

Popular en España, el cacao permaneció durante mucho tiempo en Francia para uso exclusivo de la corte y la aristocracia. Es por eso que el chocolate francés es considerado de la nobleza, ya que tiene mucho cacao y poca azúcar (situación bastante extraña en esos momentos y que sube su valor).

Fue con la naciente actividad industrial de principios del siglo XIX, a través del desarrollo de las técnicas de fabricación y, en particular, la caída del precio del azúcar, que nació la industria del chocolate. Sus cualidades gustativas y sus virtudes lo convierten en un manjar y una bebida muy popular. Fue también en esta época cuando los portugueses introdujeron el árbol del cacao en África y los holandeses en el sudeste asiático.

Hoy en día, el cacao se utiliza de muchas formas: en bebidas, en tabletas, en confitería de chocolate, en barras, en polvo, en cremas para untar y en coberturas. La originalidad del chocolate se debe a la extrema diversidad de sus variaciones y presentaciones: esto es lo que le da su encanto y su éxito.

Debido a que el chocolate es uno de los alimentos más populares en todo el mundo, tiene su lugar en tantas ocasiones: Semana Santa, Navidad, San Valentín, entre otras.

Hay marcas que se esfuerzan por destacar sus productos sobre todo en estas épocas y Varsovienne y Ferrero Rocher se esfuerza por trabajar su chocolate de una manera que revele mejor las cualidades gustativas de sus productos, siempre con las principales variedades de cacao del mundo.

Ferrero Rocher, chocolate bendito

Ferrero Rocher

A la marca Ferrero Rocher se le cree bendita porque tiene el nombre de una gruta llamada “Rocher”, ubicada en Francia. El nombre Ferrero viene del apellido de su creador, Michele Ferrero.

Vienen directamente desde Piamonte, Italia y son los responsables no sólo de los bombones más famosos del mundo, como son los bombones Ferrero Rocher, sino también producen Nutella, Tic Tac, Mon Chéri y Kinder.

Son el tercer mayor productor de chocolate del mundo, pero a pesar de eso, los bombones Ferrero Rocher precio son aún accesibles, incluso siendo sinónimos de lujo y sofisticación.

Los chocolates Ferrero Rocher fueron capaces de vender, en conjunto con las otras marcas pertenecientes al grupo, casi 13 mil millones de euros solo en 2021.

Varsovienne, chocolate de Chile para el mundo

El nombre Varsovienne viene de Varsovia, Polonia, lugar de origen de sus creadores. Es oriundo de Chile y ofrece todo tipo de chocolates.

Los chocolates Varsovienne son famosos en todo el país por su extraordinario sabor y su cremosa textura. Tienen una receta secreta que no es conocida por nadie en el mundo más allá de sus dueños.

En Chile hay constantes Varsovienne descuentos, por lo cual acceder a estos riquísimos chocolates es muy sencillo. Recomendamos expresamente los bombones Varsovienne, los cuales cuentan con una amplia variedad de rellenos y son perfectos para ocasiones especiales como cumpleaños, navidades, San Valentín, entre otros.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉