Comienza la trama legal de La Polar contra Forus

la polar ropa falsificada

La arremetida judicial de La Polar contra Forus, se basa en que la segunda marca junto a Under Armour quieren impedir la entrada de otros actores al mercado.

Según publicó df.cl, la pelota ya está rodando en tribunales. Finalmente La Polar ingresó la primera de las demandas que había anunciado contra las marcas deportivas que la acusaron de comercializar ropa falsificada.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero la primera arremetida judicial de la multitienda presidida por el empresario Leonidas Vial no fue solo en contra de Under Armour -marca cuya denuncia llevó al allanamiento de ocho locales de La Polar- sino que también hacia Forus, empresa que actúa como distribuidora oficial de la estadounidense en Chile.

“Forus y Under Armour han desplegado una estrategia reñida con la ética comercial y buena fe mercantil”,
afirma Jaime Winter, abogado de La Polar.

La Polar sigue firme en su posición, señalando que todas las prendas que vende son originales y que las importa directamente de fábricas autorizadas, lo cual sería legal.

Con este argumento, reclama que Forus y Under Armour quieren impedir la entrada de otros actores al mercado, por lo cual las acusa de competencia desleal.

“Se ha orquestado una estrategia comercial, judicial y mediática tendiente a dañar la reputación corporativa de nuestra representada, con miras a defender la exclusividad que Forus S.A. tiene en Chile sobre la comercialización de los productos marca Under Armour, en abierta contravención al artículo 19 bis E de la Ley de Propiedad Industrial y, pretendiendo a través de ello, desviar clientela en su beneficio y en directo perjuicio de los consumidores”, afirmaron los abogados de La Polar.

El artículo citado señala que “el derecho que confiere el registro de la marca no faculta a su titular para prohibir a terceros el uso de la misma respecto de los productos legítimamente comercializados en cualquier país con esa marca por dicho titular o con su consentimiento expreso”.

Mediante una declaración, La Polar también aseguró que Forus le negó la venta en Chile de las prendas Under Armour. “Presentó una denuncia abiertamente temeraria en contra de nuestra representada, por la importación de supuesta mercadería falsificada, aun cuando sabía que tales productos eran originales y podía importarlos legítimamente”, acusó la multitienda.

La compañía presentará una segunda demanda esta semana en contra de Adidas Chile, que también la denunció por vender ropa falsa.

En el proceso, La Polar está siendo representada por el estudio Albagli Zaliasnik (AZ), a través de un equipo de abogados dirigido por Jaime Winter. “Forus y Under Armour han desplegado una estrategia comercial, judicial y comunicacional reñida con la ética comercial y buena fe mercantil, que debe ser ejemplarmente sancionada”, dijo Winter.

Forus vs. La Polar

Así, los juzgados civiles acogerán una trama entre dos de los grandes grupos de retail del país.

Forus, firma ligada a la familia Swett, además de Under Armour también distribuye una serie de otras marcas como Merrell, Rockford, CAT y también Columbia, otra de las marcas que afirmó públicamente –por medio de una entrevista en El Mercurio- que La Polar estaba vendiendo productos falsificados utilizando su sello.

Si bien Forus todavía no ha emitido declaraciones públicas, fuentes al interior de la empresa contradicen por completo lo planteado por La Polar: ellos no tienen nada que ver en el asunto, aseguran.

Según dicen, las denuncias vienen desde las representaciones de las marcas a nivel internacional y ellos no se han involucrado en lo absoluto. De hecho, dice una de las fuentes, ambas empresas habrían mantenido relaciones comerciales hasta hace solo unos meses.

No obstante, desde el interior de La Polar consideran que “es evidente” que Forus participó del proceso de denuncia e incluso apuntan a que fueron ellos quienes realizaron la investigación interna que determinó que las prendas eran falsificadas.

Cercanos a la compañía cuentan que la principal preocupación de La Polar es revertir el daño causado a su imagen, que se vuelve a ver golpeada tras el fraude de las repactaciones unilaterales en 2011. En ese sentido, la demanda buscaría poder acreditar, en un principio, la autenticidad de la ropa, y luego poder acceder a un nuevo juicio para aborda una indemnización de perjuicios por las acusaciones.

Todo este proceso, dicen expertos en la materia, podría tardar por lo menos dos años.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉