Chile: Empresa norteammericana demanda a Viña Undurraga en tribunales chilenos

Testa Wines era la distribuidora exclusiva de los vinos de la firma chilena en EE.UU., hasta que Undurraga le avisó que terminaba el contrato. La firma americana alega que usó una cláusula que la exime de pagar una indemnización y con el único propósito de cambiar de distribuidor en mejores condiciones. Undurraga lo desestima y hasta tilda de «absurdas» las pretensiones de Testa.

Testa Wines of the World es una firma estadounidense, comandada por una mujer, Debbie Lane. Viña Undurraga es la viña chilena liderada por la familia Picciotto y José Yuraszeck. La primera fue la distribuidora de los vinos de la viña chilena en el mercado americano, durante poco más de tres años importando y distribuyendo sus productos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero hoy ambas están enfrascadas en un litigio en tribunales, luego de que la estadounidense decidiera demandar en Chile a Undurraga, acción legal que desde hace una semana se está tramitando en el primer Juzgado de Letras de Talagante.

Testa alega el cumplimiento del contrato y pide una indemnización por perjuicios. En lo sustantivo, plantea que la viña chilena, de forma «unilateral» e «infundada», avisó de la terminación del contrato entre las partes, invocando una cláusula que la exime de pagar una indemnización a la firma americana, y con el único propósito de cambiar de distribuidor en Estados Unidos en mejores condiciones comerciales para Undurraga.

«No esperábamos que Undurraga actuara de tal manera que demostrara falta de buena fe y una total indiferencia hacia nuestro contrato (…). En los Estados Unidos honramos nuestros contratos y compromisos. Tomamos nuestras asociaciones muy en serio y esperamos que hagan lo mismo», planteó Debbie Lane, la gerenta general de Testa, consultada por «El Mercurio».

Pero en Undurraga calificaron la acción legal como «completamente infundada, tanto en los hechos como en el derecho», y señalaron que probarán que la viña «actuó conforme a derecho, y que las pretensiones de Testa no tienen sustento legal ni contractual, además de ser desproporcionadas y, por qué no decirlo, absurdas», dijo también a este medio Andrés Izquierdo, el gerente general de Viña Undurraga, del Grupo GVP.

El acuerdo fue renovado en 2015

En su acción legal -asesorada por el abogado Rodrigo Díaz de Valdés y Ruggero Cozzi, del estudio Baker McKenzie-, Testa detalla el problema. Parte señalando que es una empresa familiar, cuya gerente general actual es Deborah Fischer Lane, «Debbie Lane». Su negocio es actuar como intermediaria entre proveedores extranjeros y clientes de Estados Unidos.

Sostiene que el 1 de octubre de 2012, en Nueva York, las partes celebraron un contrato por tres años -y con renovación automática por períodos de dos años-, para vender en forma exclusiva los productos de Undurraga en territorio estadounidense. El acuerdo lo renovaron el 1 de octubre de 2015 -por tanto, sería hasta a lo menos el 30 de septiembre de 2017-, pero el 28 de abril de 2016, «de manera unilateral, intempestiva e infundada» -según Testa-, Undurraga comunicó un aviso de terminación de contrato, sin que existiera hasta esa fecha antecedente alguno de disconformidad por parte de Undurraga respecto al desempeño comercial de Testa.

Testa: es una artificiosa maniobra

Uno de los puntos medulares que se desprende de la acción legal es que las partes convinieron varias modalidades para poner término al contrato, y dependiendo de las causales que lo motivaran, había también diferentes plazos de aviso y diferentes situaciones sobre el pago de una tarifa en favor de Testa.

En la demanda, Testa explica que Undurraga invocó la cláusula que se denomina «por Causa», que es precisamente la que está exenta de pago a favor de Testa, por la cual se permitía a la viña chilena poner término al contrato en cualquier momento si hay, por ejemplo, una solicitud de quiebra de Testa o la pérdida de sus licencias federales para vender bebidas alcohólicas, o que Testa no hubiese cumplido con al menos el 80% de cada proyección de ventas o plan márketing.

Es en este último punto donde se producen las diferencias. Undurraga sostuvo que el importador incumplió y falló en alcanzar dichas proyecciones -al menos el 80%-, en virtud de los planes de venta; que Testa demoró los pagos a Undurraga, promediando los 178 días, en vez de los 120 días acordados, y que redujo significativamente el personal dedicado a la promoción y distribución de productos.

Pero la americana desestima por completo estas alegaciones y plantea que el único objetivo de la viña chilena fue, «mediante esta artificiosa maniobra», eludir el pago de la «Tarifa de Terminación Duplicada». Esta corresponde a otra causal de fin del contrato que sí contempla pago a favor de la distribuidora, atendido a que Testa captó clientela que luego sería aprovechada por Undurraga en Estados Unidos.

«A la fecha, Undurraga no ha explicado nunca, ni verbal ni por escrito, ni de ningún modo, cuáles fueron las supuestas proyecciones anuales incumplidas (…). La demandada no tiene justificación ni motivo, ni fáctico ni jurídico, para pretender haber puesto término al contrato, menos aún para evadir su obligación de pagar la Tarifa de Terminación duplicada», plantea Testa en la demanda.

La americana agrega que, aunque en la práctica las partes nunca desarrollaron conjuntamente un plan de ventas, Undurraga sí comunicaba sus propias metas, como cifras referenciales, y que estas eran superadas y cumplidas por Testa. Y que nunca la viña reprochó algún incumplimiento, ni al renovarse el contrato al 30 de septiembre de 2015, ni al discutirse, en enero de 2016, el plan de ventas 2016 -2020, tan solo tres meses antes del aviso del término del contrato.

Undurraga: demanda recoge una versión parcial e irreal

Sobre las razones de Undurraga para adoptar la decisión que tomó el 2016, en la viña señalan que no pueden responderlas, «porque son materias propias del juicio, que se expondrán al tribunal en el momento que corresponda». Pero aseguran que, «obviamente, la demanda recoge una versión parcial e irreal de lo que fue la relación comercial entre las partes y su redacción muestra que se trata de una argucia destinada a negociar, más que entregar fundamentos objetivos que acrediten la pretensión de Testa».

En intercambios epistolares que las partes sostuvieron previo al juicio -documentos que están adjuntados en el proceso en tribunales-, Undurraga sostiene que hubo notificaciones al importador y discusiones con la señora Lane sobre el incumplimiento, en una carta firmada por Ernesto Muller, en ese entonces, director gerente de Undurraga.

La demanda había sido precedida por una medida prejudicial, de marzo de este año, en la que Testa pidió que se exhibieran documentos. Y fue a partir de ello que, el 14 de noviembre, se enteró de que Undurraga había celebrado otro acuerdo de distribución exclusivo en Estados Unidos, con la firma Maritime Wine Trading Collective, que data de junio de 2016.

Por ello, estima que la viña chilena ha incumplido en varios aspectos el contrato. Uno, no pagarle la «Tarifa de Terminación Duplicada». Además, desde abril de 2016, no le ha despachado productos, perjudicando los ingresos y prestigio de Testa ante sus clientes en Estados Unidos; tampoco ha respetado la exclusividad, al celebrar el mencionado contrato con otro distribuidor.

Testa cuantifica el total de los perjuicios en unos US$ 10 millones, desglosados en cerca de US$ 1,3 millones que le reclama por la tarifa de terminación duplicada, además de US$ 8,7 millones que comprende daños y perjuicios de diverso tipo. Por lucro cesante, proyectando las utilidades que hubiera percibido al menos entre 2016 y 2017, por la pérdida de clientela, disminución de ventas, incluso, de otras marcas que comercializa en Nueva York, Nueva Jersey y otros estados; los gastos operacionales y financieros, honorarios legales, además de daño moral, por la afectación a su imagen, reputación y prestigio comercial, como empresa familiar con más de 50 años de trayectoria en Estados Unidos.

MIENTRAS LA DEMANDADA planteó que hubo incumplimientos del distribuidor, este lo desestima de plano.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here