CCS: «el IPC de febrero es preocupante»

precios inflación

Según publica AmericaRetail & Malls, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), el IPC de 0,6% en febrero dado a conocer este viernes es preocupante desde el punto de vista de que afecta la trayectoria a la baja de la inflación anual y por tanto puede tener impacto en la política monetaria.

Sin embargo, en el gremio recordaron que la inflación anualizada llevaba 18 meses de bajas prácticamente ininterrumpidas, por lo que es esperable ver alzas puntuales dentro de ese proceso, que luego se tienden a normalizar.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

CCS: «el IPC de febrero es preocupante»

Desde el punto de vista cambiario, la CCS afirmó que sin duda existe un impacto en los precios recientes, considerando que algunos de los productos y servicios que más suben en el mes tienen una indexación más directa con el dólar.

La mayor actividad económica reciente y el moderado repunte de la demanda también tienen algún grado de incidencia, lo que es esperable después de un ajuste tan prolongado e intenso, pero que ya está incorporado a las proyecciones de inflación.

Pese a lo anterior, de acuerdo a George Lever, Gerente de Estudios de la CCS, “este resultado de ninguna forma compromete el proceso de convergencia de la inflación hacia la meta del Banco Central, por lo que esperamos ver una normalización en los próximos meses”.

Desde el gremio indicaron, además, que existen factores estadísticos y metodológicos, específicamente relacionados con los primeros meses de aplicación de la nueva canasta del INE con año base 2023, y en ese contexto es esperable encontrarse con sorpresas inicialmente, lo que se ve reflejado en las diferencias entre las proyecciones de los analistas y las mediciones efectivas. En la medida en que los analistas adquieran experiencia con la nueva serie, estas brechas entre estimaciones y resultados efectivos se irán cerrando.

Entre algunos resultados relevantes de analizar, se encuentra el caso del transporte aéreo internacional, que tuvo una incidencia de casi un 0,1% en el IPC de febrero y que fue el ítem con mayor aumento de precios del mes (19%), pero que en enero había sido el de mayor disminución (-28%), con lo que pese al resultado de febrero acumula una baja de precios de un -14%.

Desde el punto de vista de las implicancias, la CCS estimó que en el corto plazo podría afectar la decisión de TPM del Banco Central en la próxima reunión de política monetaria, agendada para comienzos de 2 abril. Hasta ahora el mercado esperaba una reducción de un punto, y probablemente las expectativas van a bajar al menos a 0,75.

Con ello, el diferencial de tasas con Estados Unidos será menor al esperado previamente, lo que favorece al peso chileno. Eso, a su vez, ya está teniendo efectos en el dólar, que se cotiza a la baja en el mercado local.