Apumanque apuntará con fuerza al comercio electrónico

apumanque

Apumanque apuntará con fuerza al comercio electrónico, evalúan instalar el sistema click & collect, y remodelarán las instalaciones que este año cumplen cuatro décadas en Las Condes. ¿Venderse? Aunque han recibido ofertas por una de las mejores esquinas de Las Condes, sus 260 dueños lo han descartado.

Fue mirando modelos europeos que nació el centro comercial Apumanque. Y es que hace 40 años, en plena dictadura, en Chile aún no existían los malls, y menos uno que tuviera escaleras mecánicas, puertas automáticas, aire acondicionado y hasta un mural de la artista Matilde Pérez en la fachada del edificio justo en la esquina de Apoquindo con Manquehue. De ahí su nombre, de la mezcla de ambas calles.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Apumanque apuntará con fuerza al comercio electrónico

Fueron los empresarios y amigos Elie Alevy, Jaime Reizin, Raymond Nissim y Paul Pluss quienes se asociaron para crear el modelo en 1979, inaugurado en octubre de 1981. Solo cuatro meses después el empresario José Said Saffie abrió las puertas del Parque Arauco, a pocas cuadras de distancia. Recién en 1990 Mall Plaza estrenaría su primer centro comercial.

“La idea original era ser un negocio inmobiliario. Ellos construirían con su expertise en el rubro y venderían los locales. Pero optaron por mantener una proporción del edificio para destinarlo al arrendamiento, y así se logró completar la operación del centro comercial con 100% de ocupación. La diferencia era notable con el resto del comercio, al reunir en un solo lugar 365 locales comerciales con un gran mix de productos”, explica el gerente general del mall, Rodrigo Jiménez.

Hacia lo híbrido

Hoy Apumanque -cuya propiedad se divide en 260 propietarios y que administra la sociedad Provense- entendió que tiene que renovarse y entrar al mundo digital. Y en eso están. Muchos de los dueños originales han dado espacio a nuevas generaciones dentro de sus propias familias, pero, además, los arrendatarios actuales casi todos son más jóvenes y tienen sus propios canales de comercio virtual.

En vez de vender por separado o por redes sociales como Instagram o Facebook, la idea es profesionalizarlos y hacer campañas de marketing en conjunto.

“Vamos a tener una página web que integre el modelo híbrido de venta, donde nuestros clientes puedan vitrinear en línea en los e-commerce de nuestros locatarios y luego puedan venir a comprar al Apumanque. Si bien la pandemia aceleró muchísimo la venta online, las personas quieren poder probarse lo que a la modelo en internet se le ve bien, pero quizá a mi no tanto”, apunta Jiménez.

En cuanto al público, el 80% son mujeres, que residen cerca del mall y que asisten varias veces a la semana al Apumanque.

Según estimaciones, el 60% de los locatarios no tenían ningún canal de venta online antes de la pandemia. Y aunque se intentó hacer un marketplace con todos los locatarios en un solo sitio, por la logística, el costo del delivery y el manejo de inventario, no fue posible.

Obras en construcción

Pero no solo en lo online van a cambiar. Desde 2019 tienen pendiente un plan de remodelación del mall, que va desde cambiar el piso, el cielo, la iluminación y mejorar los espacios en general.

Se va a hacer por etapas y este año parten con el desembolso de unos $ 500 millones, los que se financiarán con recursos propios, y no habrá aportes extraordinarios de los copropietarios ni préstamos bancarios.

Jiménez revela que les han ofrecido comprar el terreno, pero los socios se han negado.

“Sí ha habido interesados en esta materia. Apumanque tiene una gran virtud, tiene la mejor ubicación de Santiago, se puede decir que Apoquindo con Manquehue constituye la plaza de armas de Las Condes. Sin embargo, no se podría concretar porque el centro comercial es una copropiedad que pertenece a más de 260 copropietarios y el 80% de sus unidades están entregadas en arrendamiento. Esto es un negocio de renta para sus dueños. Sí hay demanda por compra de locales individuales lo que se logra concretar en forma muy discreta, esto es uno o dos locales al año”, dice el gerente general.

El arriendo mensual de 30 metros cuadrados cuesta en torno a las 60 UF (casi $ 2 millones) y la venta de un local es variable según la ubicación, pero está en aproximadamente 7.500 UF ($ 246 millones).

Además, no está en los planes de la comunidad invertir en nuevos proyectos fuera del que ya tienen en Las Condes, “por ahora al menos”, dice el ejecutivo.

¿Industria en crisis?

El boom del comercio electrónico primero, pero luego el estallido social y la pandemia, hicieron que todos los centros comerciales pasaran meses complejos. Sin embargo, aunque ha ido algo menos de gente, el promedio de compra ha aumentado 52% entre 2019 y 2022 en el Apumanque, lo que refleja un mejor aprovechamiento de la visita al centro comercial.

“Cada vez más las ventas híbridas son tendencia en el mundo, cada vez son más los clientes que vitrinean en línea y compran físicamente. Los pick & collect son cada vez más solicitados, ya que los costos de envíos a veces son desproporcionados con relación al costo del producto”, explica Jiménez.

Ese modelo, el de comprar online y pasar a recoger en un día y hora específica, está en carpeta también para desarrollar en el centro comercial.

En total, un 5% de los locatarios tuvieron que cerrar porque no aguantaron el remezón de las cuarentenas.

Sin embargo, “por la gran liquidez generada por la pandemia y por la generación de nuevos emprendedores, se produjo una gran demanda por locales, por lo que rápidamente se recuperaron los operadores que se habían ido. Nuestro centro comercial se encuentra con todos sus locales ocupados, con cero vacancias”, dice el ejecutivo.

Además, debido a la ola migratoria, muchos inmigrantes venezolanos han llegado a arrendar locales al Apumanque, diversificando más la oferta de productos.

Algo que tienen descartado por ahora, por el formato del centro comercial, es agregar una nueva tienda ancla, a las ya existentes Tricot y Mirax, que tienen superficies superiores a los 1.500 metros cuadrados cada una.

Y el ejecutivo recalca que, si ya cumplieron los primeros 40 años, ahora van por los próximos 40. “Ver al e-commerce como una amenaza para los centros comerciales es cegarse al mundo de oportunidad que ofrece”, dice.

Fuente: dfmas.df.cl


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉