70 empresarios chilenos buscan oportunidades de inversión en España

PBI, Mercados, recuperación económica

Una importante delegación de empresarios chilenos comienza una visita a España, la inician en Madrid, su finalización será en Sevilla, lo hacen de la mano de la Confederación de la Producción y el Comercio de Chile (CPC), coordinada por la CEOE de España y promovida por el Consejo Empresarial Chile-España.

Es esta ocasión acuden cerca de 70 compañías, la mayoría de alto perfil, a cuyo frente figuran sus socios y/o administradores todos de reconocido prestigio, representan a sectores tales como: TIC, s, Energía, Financiero, Agrícola, Construcción, Alimentación, Minería, Turismo, Comercio e Industrial.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El acto oficial con el que serán recibidos tendrá lugar en la sede de la CEOE en Madrid esta mañana a las 10h15 en el marco de una reunión extraordinaria del Consejo Empresarial Chile-España. A modo de resumen, habrá dos Encuentros Empresariales, reuniones de negocios, diálogos acerca de oportunidades comerciales. Además, habrá una visita al Ecosistema de Innovación y Emprendimiento de Madrid y al Centro de Investigación de los alimentos del Instituto de la Grasa de Sevilla.

Como objetivos principales estarían, de un lado, el evaluar inversiones en España, y del otro, atraerlas-promoverlas para Chile. Hace dos semanas extraíamos de un trabajo «Global Latam 2021», promovido por ICEX-Invest in Spain con la colaboración de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), que Chile atendiendo a su tamaño económico y PIB son los latinoamericanos que más invierten globalmente. España representa un destino de gran atractivo, tanto porque compartimos una cultura que nos acerca, un idioma que nos une, y es una puerta significativa para adentrarse en la Unión Europea y porque no decirlo, a África.

Las inversiones materializadas por las firmas chilenas en el extranjero, país de 20 millones de habitantes, rondan los 150 mil millones de dólares. En números absolutos el primer lugar le corresponde a Brasil, 230 millones de habitantes, y 280 mil millones, seguido de México, 130 millones de habitantes y 180 mil millones de dólares y luego figura Chile. Desde 2010 a la fecha la Inversión Extranjera Directa (IED), proveniente de América Latina ha crecido un 92% en España, situándose en el cuarto inversor tras Estados Unidos, Reino Unido y Francia, según el cuarto «Global Latam 2021».

La economía chilena una de las más diversificadas y abiertas de Latinoamérica cada vez más difícil de encasillar en nichos concretos, el número de «start ups» con propuestas novedosas crece casi exponencialmente, emprendimientos los hay por doquier, basta con mirar el número de sociedades constituidas en un solo día para darse cuenta de la pujanza de chilenos y extranjeros con vocación empresarial. Ya es posible identificar algunos unicornios, entes cuyo valor superan los 1.000 millones de dólares.

Además, de ser un «hub» para acceder al resto de la región americana, es importante conocer y saber que, al ser un mercado más pequeño, ha sido un detonante para que corporaciones chilenas –grandes y pequeñas-, salieran fuera de Chile en busca de oportunidades para continuar creciendo, con esto no solo ganan los inversores, sino, el propio Chile. Dicho de otra forma, los chilenos pueden ser muy buenos socios para acudir a otras plazas, eso sí hay que dedicar tiempo y dinero en su búsqueda.

Hoy es habitual encontrar ofertas chilenas instaladas en infinidad de países y latitudes, las conexiones aéreas con el planeta hasta antes de la pandemia eran numerosísimas. Solo Madrid – Santiago de Chile, sumaba 21 vuelos semanales. El aeropuerto de Santiago, ha pasado de albergar a 13 a 38 millones de pasajeros, las obras iniciadas en 2016 concluyeron el pasado año. Así, la T2 quedó solo reservada para vuelos internacionales y la T1 para nacionales. El desembolso alcanzó los mil millones de dólares, duplicaron las capacidades del recinto anterior.

Este gran desarrollo ha tenido lugar en estos últimos 40 años, han intervenido gobiernos de todos los colores, el nivel de pobreza retrocedió hasta un 8,6%, la IED acudió de todas partes, España, ha sido una de las principales y más activas, es posible verlas en cualquier rincón de Chile, la nación del fin del mundo.

Tan valioso es invertir fuera como dentro de Chile, ambas inversiones son necesarias, ambas propulsan el desarrollo. Personalmente, creo que la inversión más transcendental en este momento al interior debe hacerse en Capital Humano, indispensable para acometer nuevos retos cada vez más complejos. La mayoría de sectores demandan formaciones a medida de la digitalización ya aquí, si queremos ser más competitivos la incorporación de nuevas maquinarias o equipos tecnológicos de última generación requieren de personal instruido en infinidad de materias según la especialidad.

El pasado mes de marzo, para sorpresa de analistas y expertos, Chile creció un 7,2%, por supuesto, la base de comparación con marzo del año anterior ayuda en ello. En los próximos meses está irá reduciéndose, las proyecciones finales para 2022, hablan de una expansión de un 1,5%. Atormenta la inflación, en abril último acumulo un 1,4%, lejos de las expectativas esperadas. En términos interanuales supone un 10,5%, los dos dígitos se alcanzan por primera vez desde 1994. La reacción del Banco Central fue fulminante, en la Reunión de Política Monetaria del pasado jueves sus 5 consejeros acordaron subir la tasa interbancaria en 125 puntos básicos (pbs), mientras el consenso apuntaba a un alza de 100 pbs, quedando esta en 8,25%, el efecto es contractivo para la economía y no sería la última subida.

Hace casi dos meses asumió un nuevo gobierno, a la fecha las inquietudes habidas con anterioridad continúan sin despejarse, léase crisis en la zona sur de Chile, el narcotráfico, la delincuencia o las aprobaciones que salen de la Convención Constituyente. Esto genera preocupación a escala nacional en todas las esferas, igualmente entre los inversionistas foráneos. Las diversas «tiendas políticas» deben conversar y alcanzar acuerdos, es mucho lo que está en juego. Es indispensable que lo que distinguía a Chile en el exterior; estabilidad institucional, solidez económica y sobre todo seguridad jurídica por ahora cuestionada, vuelvan. Chile está primero.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉