Mercosur, en tensión: Brasil no paga su «cuota» del bloque

bolsa-comercio-negocio-monitor

Según publica el portal  Bae Negocios luego de que la agenda estuviera centrada en otros ejes, los gobiernos de la Argentina, Paraguay y Uruguay apuntaron silenciosamente en las últimas horas contra Brasil porque el 70% de las deudas del Mercosur provienen de la nación más grande de Sudamérica.

Mientras el arancel externo común y el relacionamiento externo aún no arrojaron nuevas definiciones, el gigante sudamericano es criticado por el desfinanciamiento de organismos del bloque. Las fuentes consultadas por BAE Negocios dijeron que “como mínimo se habla de 200 millones de dólares” y “en un caso puntual, la deuda data de 2009”.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El fondeo de los órganos del Mercosur, como el Instituto Social del Mercosur (ISM) y su símil orientado a los derechos humanos, con sede en Buenos Aires, está hoy bajo análisis muy estricto. “ Brasil nunca sabe respondernos y debe el 70% de las deudas del Mercosur”, apuntó una fuente diplomática.

“Los señalamientos a Brasil son frecuentes. Las deudas vienen de organismos del Mercosur”, agregaron. La gravedad fue tal que “en otros años, se debieron salarios como el caso del ISM”, añadieron. El presidente Alberto Fernández -por la peligrosidad del tema- prefiere que no salga a la luz, admitieron las fuentes.

El ISM mide el impacto socioeconómico de todas las medidas que se adoptan en el bloque, ya sea de carácter comercial o de otra índole. Paraguay tuvo una intervención donde cuestionó implícitamente a la República Oriental del Uruguay porque “la secretaría general del bloque que está en Montevideo podría efectuar préstamos para ayudar al funcionar del instituto social y no lo hace”.

China

“La presidencia uruguaya pone énfasis en el Relex (relacionamiento externo) pero se cree que no habrá conflicto por sus conversaciones con China”, plantearon las fuentes.

“En realidad, ninguno salvo el propio Uruguay cree mucho en un acuerdo bilateral con China”, expresaron. “China no va a avanzar sin Brasil ni Argentina”, sentenciaron.

En cuanto a las negociaciones en marcha, hubo espacio para los trabajos en temas regulatorios y de normas técnicas; y se avanzará en un nuevo foro empresarial enfocado en sectores específicos, en principio el farmacéutico; “trabajar fuerte en tema digitales, inversiones y compras publicas; acciones en materia de salud certificado común de vacunación”, reseñaron.