Brasil se ofrece como puerto seguro para las inversiones en petróleo

Los precios del petróleo están aumentando

Según publica el portal Infobae Brasil se ofreció este lunes como un «puerto seguro» para las inversiones en hidrocarburos, que según estimativas del sector, podrían alcanzar los 183.000 millones de dólares en la próxima década.

Autoridades y empresarios del sector hicieron una invitación a la iniciativa privada para que apueste en el sector de hidrocarburos, durante la ceremonia de apertura de la Rio Oil & Gas, la mayor conferencia y feria nacional de este sector.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Tanto el ministro de Minas y Energía, Adolfo Sachsida, como el presidente de la Industria Brasileña de Petróleo (IBP), Roberto Ardenghy, dijeron que la actual coyuntura internacional y nacional convierten a Brasil en un destino prioritario para las inversiones petroleras.

«Estamos ofreciendo el mejor marco legal para dar previsibilidad y seguridad jurídica a las inversiones», afirmó Sachsida al enumerar las medidas adoptadas por el Gobierno brasileño para acelerar la apertura del mercado de hidrocarburos.

El ministro afirmó que la guerra en Ucrania causó una profunda crisis en el mercado energético mundial y dejó claro que Brasil es uno de los pocos que puede contribuir a normalizar la situación.

Afirmó que Brasil elevó su producción en un 11 % en los últimos cuatro años, hasta 3,7 millones de barriles diarios de petróleo y gas equivalente, y que la previsión es aumentarla en un 73 % en los próximos seis años.

Según las previsiones de las autoridades, Brasil espera saltar desde el noveno lugar entre los mayores productores de petróleo hasta el quinto en los próximos diez años.

Sachsida adelantó que Brasil prevé recaudar 1.300 millones de reales (unos 250 millones de dólares) en licencias y otros 2.300 millones de reales (unos 442 millones de dólares) en inversiones, por una subasta petrolera, que se realizará el 16 de diciembre.

Para esta subasta ya están inscritas 13 grandes petroleras, incluyendo las multinacionales Shell, Total Energies, BP Energy y Chevron, que optarán por 11 áreas en el presal, un rico horizonte petrolero en aguas profundas del Atlántico.

Brasil ya extrae del presal el 75,3 % de toda su producción, 2,7 millones de barriles de petróleo y 90,7 millones de metros cúbicos de gas natural diarios.

Según Sachsida, además del presal, Brasil ofrecerá nuevas fronteras exploratorias, como la llamada Margen Ecuatorial, área marina frente a la desembocadura del Amazonas y en donde Guayana descubrió gigantescas reservas.

El ministro reconoció que las autoridades ambientales han demorado once años en conceder la licencia para explotar el Margen Ecuatorial pero que, una vez otorgada, Brasil podrá explotar «una de las mayores oportunidades de su hisotira con seguridad y sustentabilidad».