Sector avícola cruceño se declara en emergencia y alerta desabastecimiento de alimentos en Bolivia

precios de los alimentos

Según publica el portal Economy.com el sector avícola de Santa Cruz se declaró este jueves en emergencia debido al cerco que – desde el miércoles 23 de octubre – impide llegar al productor con alimento balanceado a sus granjas y al mismo tiempo evita llegar al resto del país con productos terminados (huevos frescos, pollo terminado, pollo vivo, pollito BB) y todo lo que comprende la cadena avícola, manifestó Omar Castro, presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), ante el estado de insostenibilidad al que está ingresando su sector.

“En pérdidas, hablamos de al menos unos Bs 3 millones semanales, por pérdidas en pollitos BB que no pudo ser alojado en granjas al interior del país, asimismo por huevos”, resaltó.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Castro destacó que Santa Cruz produce el 95% de pollitos BB y, semanalmente, se alojan 1,7 millones de pollitos en granjas del resto del país. Adicionalmente, cada semana Santa Cruz envía al interior 1,4 millones de pollos (que significan 3.000 toneladas de carne de pollo), 12 millones de huevos frescos y 50.000 pollitos BB (línea ponedora).

“Estas cifras demuestra lo que siempre manifestamos, que desde Santa Cruz se alimenta al país, Santa Cruz aporta con el 50% de lo que consume en el resto del país respecto al pollo”, expresó.

Según Castro, Cochabamba siendo el segundo departamento productor avícola, ha empezado a sentir la falta de abastecimiento de alimento para sus aves. “Desde Cochabamba se compra -a Santa Cruz- el 70% de lo que son granos e insumos para la elaboración de alimentos. La falta de este insumo está generando a que el productor recurra a sacar con 35 o 40 días el pollo terminado para venta, eso generará un hueco en el ciclo de producción, porque tampoco se está pudiendo colocar el remplazo (de pollito BB) de manera habitual”, explicó.

La falta de combustible es otro problema que desde ADA exigen al Gobierno brinde solución, ya que afecta aún más al sector productivo. De continuar esta situación y la interrupción en lo ciclos de la cadena de producción avícola, Castro no descartó que más adelante se den cierres de granjas.

“El mayor problema lo sufren los pequeños productores, que no tienen la capacidad de abastecer o almacenar insumos para dos o tres meses. Exigimos al Gobierno que levante el cerco porque está en juego la seguridad alimentaria del país”, advirtió.

Castró señaló que, aunque en Santa Cruz exista actualmente una ligera baja en la venta de pollo, considera que no faltará en esta región, pero sí preocupa que faltará para otras regiones.

Productor avícola: «Cuando la situación se pone más difícil, creemos que alguien tiene que ceder a la negociación. Estamos pendiendo de un hilo»

Experiencia del productor

Avigua es una empresa avícola familiar con 33 años de operaciones en Santa Cruz, dedicada a la producción y comercialización de pollitos BB. Cuenta con una granja reproductora, planta de incubación y granja de engorde de pollo. También es una empresa que compra los granos para fabricación del alimento para sus aves. Actualmente, genera 250 empleos directos y 300 indirectos. Son proveedores de pollo vivo para los mataderos en la región de Santa Cruz.

“Al principio el negocio del agro es bastante difícil. Para Avigua estar con 33 años de experiencia, es un largo recorrido. Sin embargo, nadie se prepara para estas situaciones políticas – sociales, donde la situación convulsiona y se pone más difícil de lo normal”, expresó Fharid Galvis, gerente general de Avigua.

El ejecutivo asegura que su rubro está siendo fuertemente afectado. “Necesitamos libre transitabilidad. Hoy llegar con pollitos BB a las granjas es todo un desafío, no se imaginan lo que cuesta. Estamos probando nuevos caminos, poniendo en riesgo personal, camiones y carga, y para empeorar la situación, no hay combustible. Cuando la situación se pone más difícil, creemos que alguien tiene que ceder a la negociación. Estamos pendiendo de un hilo. Todos los días tenemos que pensar que no falte alimento para mañana. A los camiones le es un desafío llegar con los granos a las granjas”, manifestó.

Coincidiendo con ADA, Galvis estima que entre 35 a 45 días habrá una escasez de pollo, debido a la interrupción en el ciclo producción y la reposición de pollitos BB en granjas.