La economía naranja gana terreno en Cochabamba

PBI, Mercados, recuperación económica

Según publica el portal  La Razón el Primer Censo de Economía Naranja de Bolivia reveló que Cochabamba posee un complejo universo naranja formado por 11 rubros productivos emergentes, que impulsan un proceso de transformación de su matriz económica.

Todo esto liderado por empresas nuevas de hasta cinco años de vida, que utilizan la creatividad, la innovación, el emprendimiento, la digitalización y la equidad de género como insumos para su desarrollo.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El censo es el resultado de un trabajo entre el Instituto de Progreso Económico Empresarial (IPEE), la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC) y la Universidad Privada Franz Tamayo.

El presidente de la FEPC, Luis Laredo, explicó que estos resultados permitirán identificar la estructura del ecosistema naranja en Cochabamba, y sus datos se convertirán en insumos para la toma de decisiones del sector privado.

La crisis económica internacional

“La crisis económica internacional agravada por la pandemia nos demostró que Cochabamba y Bolivia deben multiplicar esfuerzos para diversificar su matriz económica. En pleno 2022 nuestro departamento tiene un fuerte anclaje en la explotación de los recursos naturales y su industrialización”, sostuvo Laredo.

Agregó que durante los últimos 16 años se ha visto que las políticas públicas de todos los niveles de gobierno profundizaron el extractivismo de los recursos naturales.

“Los nuevos indicadores que nos presenta el IPEE nos demuestra que el futuro de Cochabamba debe tener como prioridad el apoyo a los emprendedores, el fomento a la innovación y la generación de políticas públicas para la creación de empresas”.

Los resultados del censo señalan que los rubros naranjas más destacados son: artes escénicas y espectáculos; artes visuales; audiovisual; diseño; editoriales; educación creativa; fonografía; industria de alimentos y bebidas; publicidad, software de contenido; turismo y patrimonio cultural.

Aunque muchas estaban como actividades económicas tradicionales, se identificó un complejo sistema de innovación tecnológica que permite multiplicar los canales de distribución y los procesos productivos, según un análisis realizado por la Unidad de Planificación y Proyectos de la FEPC con datos del censo.

El rubro con mayor cantidad de empresas es el turismo y patrimonio cultural material e inmaterial con un 49%, mostrando la importancia que tiene este sector que incluye actividades como gastronomía, artesanías, entre otros.

La industria de alimentos y bebidas también es un rubro importante dentro de la economía naranja, contando con una presencia del 11% de empresas de este rubro, con un aporte importante por la presencia de elementos creativos e innovadores en su cadena productiva.

El tercer rubro en orden de importancia son las artes visuales con 10% de presencia en el total de empresas censadas, que comprende actividades como fotografía, pintura y moda.

En el rubro editoriales están actividades como la literatura que corresponde al trabajo realizado por los escritores y el censo demostró que tienen una presencia importante del 9%.

Le siguen diseño (6,3%), software de contenido de (5,7%), educación creativa (4,7%), artes escénicas y espectáculos (1,8%), publicidad (0,76%), audiovisuales (0,76%), y finalmente fonografía (0,3%).

Cochabamba posee una estructura empresarial naranja joven, el 60% de las empresas censadas reportó tener hasta cinco años de antigüedad.

Además, el 29% están innovando en su proceso productivo, el 27% innova en ventas, el 22% en distribución. Paralelamente, el 66% de las empresas innovan en el comercio electrónico.