El incremento salarial en Bolivia puede acarrear graves consecuencias

salarial
El presidente de la Federación Departamental de la Micro y Pequeña Empresa (Fedemype) de Santa Cruz, Boris Mendoza, en entrevista con el programa ‘Influyentes’ de EL DEBER Radio, anticipó que, si el Gobierno aprueba el incremento salarial, esto podría traer graves consecuencias a su sector, como despidos e incluso el cierre de varias empresas.

Fedemype aglutina a más de 4.000 empresas de los rubros textiles, de calzados, alimentos, mecánica y carpintería, de las cuales la mayoría se ha visto afectada por la crisis sanitaria de Covid-19 y recién están empezando a estabilizarse, por lo que un incremento podría perjudicarlos al punto de llevarlos a la quiebra, según Mendoza.

“Es fácil hablar de incremento cuando no se tiene la camiseta de empresario. En este momento no estamos como para hablar ni siquiera de un incremento mínimo del salario”, afirmó Mendoza.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Aseguró que otro de los problemas que amenaza a la producción nacional es el contrabando y lamenta que el Gobierno esté centrando sus esfuerzos en discutir el incremento salarial y no en combatir esta problemática, misma que ocasiona que miles de empresas cierren en el país.

“No se puede poner a todos los empresarios en la misma canasta, no por solo unas empresas todo van a pagar igual porque las micro no son igual que las macro (…) Si se aprueba el incremento que se atenga a las consecuencias, porque pueden cerrar las empresas y haber despidos por montones”, agregó.

Foto de portada cortesía de El Deber