Trade Marketing en la nueva era

Market-1

El comprador, el retail y los proveedores son las tres grandes fuerzas que dominan el mercado y que, gracias al trade marketing, convergen en un mismo propósito: una experiencia de compra satisfactoria.

Mejorar la experiencia de compra para los usuarios se ha convertido en uno de los retos más relevantes para los departamentos de Marketing en las empresas y el Trade Marketing juega un papel fundamental.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“La pandemia por Covid-19 cambió muchos de los hábitos de los consumidores; sobre todo, sus decisiones de compra cada vez más al alcance de un clic. De allí que se crea que el marketing de productos de consumo masivo se encuentra en una etapa decisiva; ya que la inmersión en el mundo digital cada vez más desafía la forma en la que se llevaban anteriormente los procesos de venta, llevando a las áreas de trade marketing a replantear sus estrategias y acciones para seducir a los consumidores del futuro”, explican desde la consultora Grupo BIT.

Desafíos del Trade Marketing para 2022

Está claro que el Trade Marketing desarrolla una labor primordial en la creación -y potencialización- de la innovación; no solo a la hora de incrementar la interacción de los clientes con las marcas en las tiendas físicas, sino también al asegurar una experiencia de compra satisfactoria.

“Es por esto que uno de los desafíos a los que hay prestar atención este año que inicia es la mejora de la experiencia de usuario; reto que ha progresado paulatinamente gracias a las tendencias digitales tanto en grandes como pequeñas empresas. Desde que las organizaciones empezaron a implementar la tecnología en sus negocios, la automatización y la digitalización no han parado; convirtiéndose así en otro de los retos a afrontar. Pues bien, puede convertirse tanto en un beneficio como en una desventaja si no se gestiona de manera adecuada. No debería sorprendernos, entonces, que cada vez más las empresas deban subirse a este tren (el de la digitalización) y se vuelva necesario conocer las tendencias en Trade Marketing en este campo”, señalan los expertos de la consultora.

Como está claro, una de las preocupaciones transversales en los desafíos para el 2022 es la rápida digitalización de la cotidianidad. “Esto, aunque pueda ser provechoso si se gestiona de manera adecuada, suele ser un obstáculo para muchos negocios y tenerlo en el radar permite repensar la ruta de acción”, indican desde Grupo BIT.

De acuerdo con el análisis, estas son las tres tendencias más relevantes para el Trade Marketing en el año que inicia:

Comercio online: La mayoría de los consumidores actuales, sobre todo los de nuevas generaciones, hacen primero una búsqueda online de los productos que más tarde quieren comprar en puntos físicos. Por eso es cada vez más común escuchar que quien no tiene presencia digital, no existe; y aunque suene radical, algo de cierto hay en ese pensamiento. Las tiendas online, e-commerce, o comercios digitales ofrecen descripción e información de los productos en venta y, gracias a la ‘deslocalización’ (estar fuera de un punto físico) permite también transmitir valores, esencia y propósitos de la marca en cuestión. Vendiendo un discurso mucho más completo e integral de manera rápida. A su vez, la creación e implementación de tiendas online no es la única tendencia, pues esta se ha transformado cada vez más pasando del e-commerce al a-commerce; es decir, a la puesta en marcha de la automatización en el comercio electrónico.

Omnicanalidad: De la mano de la anterior, esta tendencia hace referencia a la sincronización de canales de venta. Implica la integración de asistentes virtuales, inteligencia artificial, aplicaciones móviles y puntos de venta que sirvan como lugares de entrega de compras digitales, entre otras acciones. Todo esto con el propósito de generar, como su nombre lo indica, una experiencia omnicanal para el cliente. Esta integración, además, permite el mejoramiento de la experiencia de usuarios y una gestión del stock más provechosa; una gran oportunidad para el trade marketing.

Algunas de las muchas ventajas que ofrece la omnicanalidad en el punto de venta es la gestión del stock en tiempo real, permitiendo que los colaboradores que necesiten información sobre disponibilidad de existencias, tengan una visión global sobre las mismas, así como la sincronización de canales, facilitando una comunicación más directa a los deseos del consumidor.

Análisis de datos: La observación del comportamiento de compra es fundamental para la previsión de las compras futuras; incrementando la posibilidad de diseñar estrategias y desarrollar campañas con mayor enfoque y éxito. Actualmente, varias industrias usan el análisis de datos para identificar oportunidades, optimizar procesos y diseñar sus estrategias eficaces para la toma de decisiones oportunas. Para el sector retail funciona como un proceso de observación del comportamiento de compra de sus productos en el canal, a partir del cual se recoge información como: ¿A cuántos clientes llegan sus distribuidores? ¿Con qué productos? ¿A qué precio? ¿Qué cobertura geográfica tienen?, entre otros.

Esta información es de vital importancia pues con ella se puede desarrollar campañas y acciones con mayor enfoque y mejores resultados. Este análisis de datos permite reconocer y definir objetivos específicos del negocio, el seguimiento efectivo de la gestión comercial de sus productos y la identificación de oportunidades concretas para el desarrollo de estrategias que lleven a acciones concretas que impactan realmente la rentabilidad y las ventas de la compañía. Por todo lo anterior, se recomienda aprovechar sistemas digitales de gestión y control de datos, que ofrecen ventajas como: precisión en los resultados, seguridad y veracidad en los datos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉