¿Nueva provincia bodeguera? Comenzó a regir la ley vitivinícola en Buenos Aires

Bodega

De acuerdo al portal de noticias Info Campo, El gobernador Kicillof promulgó la Ley 15.404, que crea la marca “Vino Buenos Aires” y el “Registro Provincial de Vinos y Bodegas”. Cuáles son los objetivos y alcances de esta iniciativa.

De a poco pero sin detenerse, Buenos Aires sigue avanzando en pos de incrementar su propia industria del vino. El último paso en este sentido fue la reciente promulgación por parte del gobernador Axel Kicillof a la Ley 15.404, a través de la cual se crea la marca “Vino Buenos Aires” y un registro de viñedos y bodegas en todo el suelo bonaerense.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Sin tener el poderío de Mendoza, la industrialización de San Juan -gran abastecedor del mercado de uvas de mesa y otros subproductos-, provincias cordilleranas del Norte o incluso la antigua tradición viñatera de Entre Ríos, Buenos Aires busca potencial la producción vitivinícola y promover el enoturismo. Y subirse a ese tren en el que ya están las otras provincias.

“Este fue un trabajo en conjunto, con diálogo y compromiso, entre productores y bodegueros de nuestra Provincia, escuchando y aprendiendo sobre las necesidades del sector”, sostuvo el senador Luis Vivona, vicepresidente primero de la Cámara de Senadores bonaerense.

Vivona fue el autor del proyecto que está a la espera de su reglamentación por parte del Ejecutivo provincial. Cuando eso suceda se definirá cuál será su autoridad de aplicación, la cual será quien controle el flamante “Registro Provincial de Vinos y Bodegas” productoras de vino y bebidas espirituosas de origen vínico.

CON MARCA PROPIA

El fin de contar con la marca “Vino Buenos Aires” será el de “promover la producción y comercialización”. En el artículo 4 de la Ley se exige que dicha marca esté impresa en cada etiqueta de las botellas de vino producidas en suelo bonaerense. “O en su defecto el isologo que determine la Autoridad de Aplicación”, explica.

Otra de las variables será la incorporación de una estampilla distintiva.

El contexto le serviría al Ejecutivo provincial a celebrar convenios con otras provincias e instituciones privadas, como también en el ámbito internacional.

Una particularidad: el artículo 5 de la Ley, si bien no obliga al Estado, expresa que el Gobierno “podrá” determinar incentivos para que se instalen nuevos viñedos y bodegas y también que brinde ayuda técnica y logística a los productores.

La misma suerte eventual correrían las realizaciones de campañas de difusión sobre la ubicación de las potenciales nuevas bodegas y la generación de un sitio web que administre la futura Autoridad de Aplicación.

EL VINO ARGENTINO, POR LAS PROVINCIAS
El año pasado Infocampo elaboró la “Radiografía Vitivinícola” por todas las provincias, surgida por lo publicado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) tras el último “Informe Anual de Superficie de Vid en la Argentina”.

Allí Buenos Aires perfilaba su crecimiento en una “mitad de tabla”, con explotaciones viñateras en los partidos del norte provincial como Campana o San Nicolás. Sin embargo también las hay en torno la Costa Atlántica o sitios serranos como Saldungaray, en Sierra de la Ventana.

Incluso la marca Trapiche posee un establecimiento en Chapadmalal.

LA LEY PROMULGADA

Ley de Promocion Vitivinicola

 

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉