La industria vitivinícola espera definiciones del Gobierno de Lula da Silva

Foro de Bodegas de vino

De acuerdo al portal de noticias MDZOL, Hace seis meses que los países del Mercosur acordaron una reducción del Arancel Externo Común del bloque al 10%, una medida resistida, aunque finalmente aceptada por Argentina. Para la industria vitivinícola es clave el impacto arancelario, mientras se buscan señales del nuevo Gobierno de Brasil.

Para la industria vitivinícola argentina el cambio de Gobierno en Brasil abre una ventana de oportunidades para coordinar políticas arancelarias y productivas, tendientes a incrementar la producción y las exportaciones.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El sector atraviesa un momento de cambios y expectativas, a partir de la decisión de los países del Mercosur en julio de 2022, que definió una baja del Arancel Externo Común (AEC) al 10%. Fue una medida que había sido resistida por Argentina durante varios años, y que el gobierno de Jair Bolsonaro impulsó de manera sostenida, primero con la aplicación unilateral de la baja arancelaria, y luego avanzando en una decisión del bloque en su conjunto.

En este contexto, la cadena vitivinícola argentina centra su atención en lo que puede pasar con los productos exportables. De acuerdo al análisis técnico de Negociaciones Internacionales, unidad ejecutora de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), el AEC para el vino fraccionado que ingresa a los países miembros del Mercosur bajó de 27% al 20%, una reducción de siete puntos, mientras que el Jugo de Uva Concentrado (JUC) o Mosto bajó de 14% a 12,6%, la pasa de uva pasó de 10% a 9% y la uva en fresco de 14% a 9%.

En cuanto al vino a granel, el arancel externo común es del 20%, de acuerdo a fuentes oficiales. Pero en este caso «queda esperar a que se aclare la situación con las nuevas autoridades en Brasil tras la asunción del presidente Lula», revelaron fuentes del sector. Es un dato que espera la industria, mucho más teniendo en cuenta que en 2022 -con datos a septiembre- las exportaciones de vino a granel cayeron a 64.119 litros versus 179.506 litros del fraccionado.

Sintonía positiva

“El nuevo Gobierno de Brasil abre una oportunidad para coordinar políticas. Luego de un tiempo de desconexión es esperable más coordinación. Y para la vitivinicultura además una plataforma de consenso en varios asuntos que van más allá del arancel, incluyendo mayor integración productiva intrabloque”, explicó Marcelo Elizondo, especialistas en negocios internacionales y asesor de Coviar.

Los países del Mercosur llegaron a una reducción promedio del 10% en el Arancel Externo Común (AEC) en julio de 2022, siguiendo los pasos que había dado unos meses antes Brasil. Los productos de la vitivinicultura tuvieron bajas de entre 1 y 7 puntos porcentuales.

En este contexto, los productos exportables de la vitivinicultura argentina registraron bajas que impactarán en la competitividad, en relación a bienes semejantes importados en los países del Mercosur. Donde el impacto es mayor es en Brasil, un mercado fundamental para las exportaciones argentinas.

Según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino sólo en vinos fraccionados, Brasil, un mercado vital para la pasa de uva y la uva en fresco, es el tercer mayor mercado de exportación con ventas totales en 2021 (último año calendario relevado) de 84,73 millones de dólares, el 9,54% del total vendido.

Escenario abierto

El acuerdo alcanzado en julio contempla la posibilidad de reducir un 10% los aranceles que actualmente están entre 16% y 35%, aunque Argentina no realizará reducciones sobre un universo, que incluye los sectores automotor, tejidos, confecciones, calzados, juguetes, lácteos y duraznos enlatados.

Argentina no aplica la reducción por decisión unilateral, pero sí rige en Brasil, Uruguay y Paraguay, los otros socios del bloque. La medida busca «proteger» a la industria local, ya que una baja del Arancel Externo Común del Mercosur facilita el ingreso y abarata las importaciones desde terceros países.

Los países miembros del Mercosur acordaron la reducción del AEC para 6.886 posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) y que representan el 66% del universo arancelario. La reducción establecida en estos códigos es del 10%, con la salvedad de los productos con AEC actual de 2% cuyo nuevo AEC se fijó en 0%.

También se mantendrán en los regímenes especiales de importación (admisión temporaria, draw back, listas de excepciones, bienes de capital (BK), bienes de informática y tecnología (BIT), entre los más relevantes.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉