Empleo privado registrado: luces y sombras en el Gran Este

Contratado

El relevamiento oficial sobre recuperación del empleo privado registrado en Mendoza deja un ránking en el que los municipios con más habitantes lideran los datos. Gran Mendoza y Mendoza Sur crecen a buen ritmo, menos el Valle de Uco y se estanca y cae el Gran Este.

El crecimiento del empleo privado registrado en la pospandemia tiene altibajos vinculados a los perfiles propios que han construido a lo largo de su historia los oasis productivos de Mendoza.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Así como Mendoza Sur está mostrando un buen ritmo de crecimiento, aunque con algunos factores estacionales que impulsan el optimismo (leer aquí), pero reluciendo intenciones de sostenerse en el tiempo, hay otras zonas que manifiestan que no están recibiendo el impulso que los haga moverse lo suficiente.

Este es el caso del Gran Este mendocino, como se lo supo llamar en algún tiempo y que podría ser una marca identificatoria adecuada, por su extensión más que por su incidencia real en la economía.

Al Este no le va bien. Lavalle, San Martín, Rivadavia, Junín, Santa Rosa y La Paz, presentan en las estadísticas de creación de empleo privado registrado medidas entre abril de 2021 y abril de 2022 (la única medición disponible, y que no está abierta al escrutinio público) una dinámica muy inferior al Gran Mendoza y Mendoza Sur, inlcusive que el Valle de Uco -que todavía no analizamos aquí- y en donde solamente dos comunas con escasos recursos para desenvolverse, como son La Paz y Santa Rosa, exhiben datos positivos en esa materia.

Los datos que se toman pertenecen siempre al domicilio del trabajador y no de la empresa que los emplea.

La Paz registra un crecimiento de 23% interanual, Santa Rosa de 2,1% pero San Martín (-0,2%), Rivadavia (0,1%), Junín (-1,3%), junto con Lavalle, no han logrado recuperar el empleo perdido en la pandemia. El caso de Lavalle (¿es Gran Mendoza o Gran Este?) es el que requiere aun de más apoyo e impulso, porque ofrece como realidad un -3% interanual: perdió empleo privado registrado en vez de ganarlo, como el resto de Mendoza.

La matriz agrícola de la zona es una explicación posible y, por lo tanto, uno de los temas para debatir y actuar en torno a cómo revertir estos datos.

– En San Martín ha subido el empleo en servicios artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento (notoria influencia de la apertura del nuevo casino), de técnicos, en la construcción, información y comunicaciones, entre otras. En la cuenta general, esta comuna perdió 34 empleos privados registrados en un año.

– En Lavalle el impulso casi exclusivo lo da el comercio, con 196,6% de crecimiento. Le siguen la construcción, que creció 57,9%. Junto con la enseñanza, la gastronomía y el turismo, salud, transporte y almacenamiento le dan las pocas alegrías al empleo privado registrado. El saldo de un año es -66 empleos.

– En Junín creció 50% el empleo en comunicaciones, 22,2% en «minas y canteras» y 17,4% la construcción. Están en «cero» los rubros transporte y almacenamiento, servicios culturales, deportes y esparcimiento. Tiran hacia abajo la agricultura y ganadería junto con el denominado «intermediación financiera». Al final de la estadística, la cuenta indica que se perdieron 46 puestos privados registrados.

– Rivadavia acredita un crecimiento moderado del empleo en «servicios técnicos y profesionales», además de «información y comunicaciones». Se han caído los empleos y no se han recuperado en el campo, la administración, «servicios de asociaciones y servicios personales» y en la gastronomía y hotelería. Pero bueno, los nuevos empleos en un año fueron 7. Nada más.

– La Paz, por su parte, con la mejor performance del Gran Este, también tiene grandes altibajos. Sucede que la actividad económica y su población son escasas. Una baja impacta mucho en las estadísticas. Una nueva actividad, también. El crecimientolo da el campo (más de 47%), «actividades administrativas» (37,5%), la construcción (32%) e industria (28%). Pero a la vez cayó más de 33% el empleo en técnicos y profesionales y 14,3% en «servicios de asociaciones y servicios personales». Todo esto debe considerarse en un marco bastante acotado: los nuevos empleos en este período suman 100 personas y, sobre ello, las estadísticas expuestas.

– Mientras que en Santa Rosa tiene un crecimiento del 100% en servicios artísticos, deportivos, culturales y de esparcimiento, como dato más relevante y con cifras que impactan mucho, siempre, por las mismas razones que las de La Paz. La construcción también hace un aporte al promedio general, como en casi todos los municipios. Tiene grandes caídas en servicios técnicos, profesionales, suministro de agua, gas o electricidad, información y comunicaciones, servicios financieros y de seguros.

Para mayor información: Memo


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉