El troceo de la media res: «maquillaje» o «cuestiones de fondo»

exportación de carne bovina

De acuerdo al portal de noticias Cadena 3, La medida oficial que dispone terminar con la comercialización histórica de la media res, “ya está vigente y corriendo”, según el Gobierno.

El Gobierno nacional celebró una reunión con los equipos técnicos de las provincias y creó la la Mesa Consultiva de la cadena de carne bovina para implementar paulatinamente el troceo de la media res, previo a su comercialización por cortes en los mostradores.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Así, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca y la Mesa Técnica Consultiva “acordaron la implementación del troceo en la Argentina”, una medida resistida que primero fue postergada, luego casi derogada y ahora ratificada pero con algunos cambios.

Según el Gobierno, se busca “en conjunto con las provincias, establecer una modernización para la industria frigorífica en materia de seguridad laboral e inocuidad”.

La resolución establece un límite de hasta 32 kg por pieza para poder cargar por parte de los trabajadores, según los manuales de carga del Ministerio de Trabajo, y del uso de medios mecánicos y rieleras para medias reses, según la opinión recogida a las provincias en la comercialización de carne. Por lo tanto, el Gobierno afirma: “La medida ya está vigente y corriendo”.

Avances paulatinos

Mientras tanto se vayan adaptando las instalaciones, “para las medias reses bovinas, la normativa establece que sólo se podrán cargar o descargar desde el medio de transporte hasta el interior del establecimiento o viceversa, por medio del acople de la rielera del transporte con la rielera del establecimiento”.

La nueva resolución también establece “la conformación de una mesa técnica consultiva permanente integrada por SENASA, la SRT, las provincias y otros organismos públicos considerados pertinentes”.

Se establece en esta etapa una escala de apercibimientos y sanciones en consideración según el avance de la readecuación de los establecimientos frigoríficos

Según lo acordado “para el reemplazo de las Resoluciones 04/2022, 10/2022 y 91/2022, la Mesa Técnica Consultiva tiene la tarea de trabajar en un plan de implementación sistemático para readecuar a la industria frigorífica a la nueva normativa”. Además “se establece para ponderar las diferentes situaciones de comercialización o la adaptación a las diferentes características regionales del país”.

Según las autoridades, «se espera que la implementación total de la norma sea en forma sistemática y paulatina hasta lograr la transformación y modernización total del sistema de comercialización de carne acorde al siglo XXI».

Asimismo, “se establece en esta etapa una escala de apercibimientos y sanciones en consideración según el avance de la readecuación de los establecimientos frigoríficos”. Las mismas se realizarán en conjunto entre nación y cada una de las provincias.

Del “maquillaje” y lo “estructural”

Desde la Federación de Industrias Frigoríficas de la República Argentina (FIFRA), el Dr. Daniel Urcía consideró en diálogo con El Campo Hoy: “en este debate en torno al troceo y al cambio de la comercialización a la media res, consideramos que lo relevante es que se han puesto en discusión otros temas que son más importantes, como la inocuidad del producto, como puede ser la temperatura de la carne a la salida de los frigoríficos hacia el comercio; la situación de muchos establecimientos faenadores”.

Para Urcía, “la salud del trabajador se protege utilizando los medios mecánicos, y acá tenemos un tema de controles y concientización, uno le corresponde al sector público y el otro al privado”. Según el dirigente industrial, “tenemos que hacer un cambio de actitud, tanto privados como públicos, y allí se soluciona el problema de la carga”.

Otro de los temas que se aclararon en la mesa consultiva, es “que si el abastecimiento de carne es en medias reses, en cuartos o en cortes, es en función de la demanda, no por otra cosa, ya que la comercialización en sí mismo no garantiza ni seguridad en el trabajador ni inocuidad del producto”.

Acá tenemos un tema de controles y concientización, uno le corresponde al sector público y el otro al privado
Para Urcía, el debate que se instaló fue en realidad “maquillaje”, cuando las cuestiones de fondo son las estructurales. “Cuando superemos esta etapa ojalá se traten las condiciones higiénico sanitaria de los faenadores y un régimen tributario para los carniceros y puntos de venta, que son los puntos flojos de la cadena”.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉