El Refurbished como alternativa efectiva en la reutilización de aparatos electrónicos

  • Inclinados hacia la filosofía Green IT (Tecnologías Verdes), la empresa argentina se centra en la recuperación sustentable de los equipos informáticos que las grandes empresas dejan de utilizar.

En lo que respecta a tecnología, las empresas realizan la renovación de su parque informático cada 3 ó 5 años. Sin embargo, el recambio tecnológico supone una serie de desafíos a atender, desde el espacio para colocar los equipos que ya no se utilizarán, limpiar de manera correcta la información de cada uno hasta decidir su destino definitivo.

En la mayoría de los casos esos equipos se guardan en depósitos o se desechan sin tener en cuenta a dónde van a parar esos equipos y el daño que causan al medio ambiente.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La disposición final de los aparatos electrónicos, al término de su vida útil también conlleva riesgos que se deben contemplar. La correcta gestión de los residuos electrónicos implica entregarlos en un punto limpio o de recepción segura, de manera que los componentes reciban un tratamiento adecuado.

Según un informe realizado por la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE) y la Coalición de Residuos Electrónicos de las Naciones Unidas a principios de 2019, en todo el planeta se crean 50 millones de toneladas de desechos electrónicos anualmente y tan solo se recicla menos del 20%, previendo para el año 2050 alcanzar los 120 millones de toneladas.

El informe también hace referencia al valor que tienen esos desechos, que supera los 60.000 millones de dólares cada año.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente informa que el 80% de esos desechos electrónicos acaba como relleno sanitario, en basurales a cielo abierto o son quemados en incineradores, contaminando el suelo, el agua y el aire, ocasionando un grave impacto en la salud de las personas y el medio ambiente.

Al respecto, Alberto Esswein, Presidente de Pc Discount, hace referencia a la importancia de desechar adecuadamente un producto tecnológico en desuso: “El principal problema con los Activos IT en desuso, radica en su acumulación junto a la basura, que termina mezclándose en la recolección, desprendiendo sustancias tóxicas y metales contaminantes como plomo, mercurio, cadmio y cromo”.

Ante este panorama, las empresas tienen la posibilidad de disponer de sus equipos usados en forma económicamente rentable, segura, auditable y sustentable con el medio ambiente.

“Los equipos que tienen valor comercial son destinados al proceso de reacondicionamiento y aquellas partes que no, se reciclan y se destruyen, de acuerdo a normas ambientales, en una Planta de Reciclaje Oficial que emite el certificado correspondiente. De esta manera se cierra perfectamente el proceso inverso del ciclo de vida de los Activos IT”, agrega el ejecutivo.
Por consiguiente, los productos refurbished o “reacondicionados”, son aquellos artículos que se destinan a la re-comercialización tras haber sido revisados, reparados y re-embalados.

“Estos artículos representan una excelente alternativa para aquellos consumidores que deseen adquirir productos tecnológicos de reconocida calidad, altamente confiables, con garantía y excelentes prestaciones a precios mucho más bajos en comparación con uno nuevo.

De este modo, le da un valor residual y extiende el ciclo de vida de gran parte del parque de los equipos que desconectan, representando un importante ahorro para las empresas en la compra de equipos nuevos a la vez que recuperan el valor de los equipos en desuso”, detalla Esswein.

A propósito de los aspectos fundamentales para el cuidado del medio ambiente, el ejecutivo plantea que necesitan concientizar a la población sobre los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE´s), entendiendo que no son basura, que las sustancias químicas contaminantes que contienen deben ser tratadas adecuadamente, siendo la reutilización la alternativa indicada para recuperar los productos tecnológicos, de una manera económica, técnica y ambientalmente más eficiente que el reciclaje. Su implementación debe realizarse de una manera acorde y sustentable, con procesos seguros, certificados y auditables.

El proceso de Disposición de Activos de Tecnología de la Información (ITAD por sus siglas en inglés) está concebido para solucionar la problemática del fin de ciclo de vida de los activos de una organización.

En cuanto a resultados, Esswein comenta: “A través de la recuperación sustentable se reutiliza el 94% de los equipos informáticos que las grandes empresas dejan de utilizar, logrando minimizar el impacto ambiental a la vez que se promueven los mercados que le dan una segunda vida a los productos reutilizables”, finaliza.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉