Continúa la discusión por faltantes de alimentos

discusión

La discusión por los faltantes de alimentos despierta opiniones curiosas. Analistas, comunicadores y hasta líneas editoriales de los grandes medios periodísticos han señalado esta mañana que al Gobierno se le ha ocurrido la extraña, “vetusta”, “insólita” idea de “amenazar” con aplicar la ley de abastecimiento. Han señalado incluso que la Casa Rosada “aprieta a la derecha”. Mientras los principales países del planeta ordenan rápidamente su economía para afrontar un potencial desabastecimiento global, estas voces autorizadas proponen, curiosamente, no hacer nada. Esas mismas plumas autorizadas apuntan a hacer a un costado a quien tiene la responsabilidad de velar por la seguridad alimentaria de la población: el Estado.

Algunos medios periodísticos se vacían en metáforas y, por ejemplo, señalan que aplicar la ley de abastecimiento para garantizar un mínimo de bienes en góndola es como “asustar a Frankenstein”, es decir, un contrasentido. Por supuesto, a pesar de apelar sistemáticamente a que “en el exterior” las cosas se hacen de otra manera, precisamente en este tema, lo que ocurre en el mundo, no les interesa, porque, casualidad, lo que tiene lugar demostraría que en la Argentina el Gobierno va más lento que sus pares de otras naciones.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Los gobiernos, aquellos que velan por el bienestar de su población, ostentan una responsabilidad. La seguridad alimentaria es hoy una prioridad, mal que les pese a los que buscan desinformar y aprovechar cualquier circunstancia para atentar contra las pocas herramientas que ha puesto en marcha la Casa Rosada.

Los faltantes de productos son el resultado de una situación muy compleja vinculado a los precios. Las firmas productoras han ganado velocidad a la hora de modificar sus listas y lo hacen cada vez más rápido. En los supermercados pero, sobre todo, en comercios de cercanía, almacenes, etc., faltan productos.

Para más información ingresar aquí 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉