Argentina: Ventas minoristas acumulan 16 meses en caída

16 meses de caída para las ventas minoristas

En el cuarto mes del año, retrocedieron un 13,4% interanual. En el 2019 el descenso ya es del 12,1%.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Las ventas minoristas pymes cayeron un 13,4% en abril, respecto del mismo período de 2018, por lo que sumaron 16 meses de descenso consecutivo. Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, en lo que va de este año acumula un descenso de 12,1%. El informe de la CAME resaltó que hubo muchos comercios liquidando mercadería al costo, con importantes descuentos en sus productos que, sin embargo, no incentivaron el consumo.

En los locales físicos el descenso fue del 15%, mientras que en la modalidad online las ventas crecieron 0,3 puntos, precisó el relevamiento. El organismo resaltó, además, que «dos factores de preocupación del comercio» fueron «los ajustes desmedidos en los alquileres y los costos financieros».

Las ventas minoristas pymes cayeron en abril un 13,4 %. En los locales físicos disminuyeron un 15% pero en la modalidad online crecieron 0.3%. Sin embargo, hay buenas expectativas por cómo impacten las recientes medidas económicas en el consumo. https://bit.ly/2GWqIF9

«Las tarjetas recargadas y la necesidad de bajar los niveles de endeudamiento de las familias repercutieron en la venta online particularmente, que es muy dependiente de ese medio de pago», agregó la CAME. El 76,3 por ciento de los comercios consultados tuvieron declives anuales en sus ventas, y sólo el 14,2% se mantuvo en alza durante ese período.

Los rubros más afectados fueron «Calzado y marroquinería», «Joyerías, relojerías y bijouterie», «Bazares y regalos» y «Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares». En cuanto al rubro «Alimentos y Bebidas», las ventas en cantidades disminuyeron 8,6% anual y acumulan un declive de 6,2% en el primer cuatrimestre del año.

La tendencia fue negativa en todo el país, pero especialmente en provincias como Tucumán, Jujuy y Santiago del Estero. Lo que más se resintió fue el consumo de carne vacuna, lácteos y fiambre, especialmente por las subas de precios agudas con que llegaron esos productos al comercio. En «Indumentaria», la salida cayó 13,7% frente al mismo mes del año pasado, un achicamiento profundo que se extendió a la venta electrónica (-1,4%).

El rubro se movió con muchas consultas y pocas operaciones. Se sintió la falta de circulante en la gente. Y para sumar problemas, la venta ilegal fue muy intensa en todo abril, con productos ingresados de contrabando a precios imposibles de igualar por el comercio formal.

La caída en abril fue del 3,1 por ciento si se lo compara con el mes anterior y la mayoría de las Pymes no se mostró optimista de que la situación vaya a mejorar en el corto plazo.

Futuro «inestable»

«Las perspectivas para el resto del año son inestables, hay mucha incertidumbre en los consumidores. Hacen falta medidas directas como acceso al crédito accesible para los consumidores, beneficios fiscales a las pymes, y baja en los aportes patronales», reconoció Víctor Palpacelli, presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA).

El relevamiento se efectuó en los negocios chicos y medianos localizados en calles y avenidas comerciales de la Capital Federal y de las principales ciudades del interior de la Argentina.

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉