Argentina: La ocupación dinamiza la actividad hotelera

De acuerdo a información del portal de noticias Comercio y justicia, La actividad hotelera, de las más castigadas por la pandemia, evidencia signos de recuperación. Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en agosto los hoteles y establecimientos afines en el país registraron más de 3,5 millones de pernoctaciones. Con estos números, la actividad registra 15 meses consecutivos de crecimiento interanual.

Así, en la comparación de ese mes con el mismo del año pasado, las camas ocupadas aumentaron 65%, que principalmente fueron demandadas por turismo interno. La mayoría de los movimientos turísticos ocurrió entre viajeros provenientes de Buenos Aires, quienes eligieron la Patagonia o las provincias del norte argentino como los principales destinos.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En total, fueron 1,5 millón los viajeros hospedados, que superaron en 61% la cantidad de turistas de hace un año atrás, de acuerdo con las estadísticas publicadas por el organismo que dirige el economista Marco Lavagna. De este modo, con 1,8 millón de habitaciones demandadas durante todo el mes (lo cual presenta un aumento de más de 70%), la actividad comienza a recuperar el nivel que presentaba antes de que la pandemia dejara al rubro aislado de toda actividad.

Esto también se advierte en las cifras de empleo registrado del rubro gastronómico y hotelero que, según informes oficiales, llegó a 252 mil en el séptimo mes del año. La oferta de empleo de hoteles y restaurantes muestra una recuperación consecutiva y paulatina desde noviembre de 2020, el mes más crítico para el sector luego de haber caído consecutivamente por la cuarentena. Desde entonces, se recuperaron 38 mil empleos; sin embargo, aún no llegó a los niveles de marzo de 2020, antes de la crisis hotelera causada por el coronavirus.

El movimiento de turistas es esperado por otras actividades de la economía que se nutren del gasto de ellos. No se trata solo de hoteles y restaurantes: confiterías, heladerías, bares, panaderías y pequeñas unidades fabriles productoras de alimentos también ven en el movimiento turístico una mejora en su desempeño.

Por ejemplo, una pyme litoraleña productora de alimentos dijo que la demanda de su producción está en ascenso “y lo seguirá haciendo porque nuestros principales clientes están vinculados al turismo, hoteles, restaurantes”. Lo dijo en la encuesta realizada recientemente por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en la que se señala que las pymes alimentarias, de estrecha vinculación con el turismo, tuvieron un crecimiento de su actividad de seis puntos porcentuales respecto a 2021.

Con todo, la expectativa del turismo para esta temporada se mantiene elevada en algunos destinos. Así, diferentes relevamientos privados coinciden en que las principales ciudades turísticas de la costa atlántica (Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell) concentran la demanda de alquileres por temporada para el próximo verano. Tambien, aumenta la demanda de alquileres en las islas del delta del Tigre, tendencia que comenzó a extenderse durante la pandemia y se consolida hoy.

Un informe de la plataforma Mercado Libre precisa que más de 40% de las consultas por alquileres temporarios para el periodo estival se trata de propiedades que se encuentran en la provincia de Buenos Aires. El resto se disemina por las diferentes ofertas turísticas del país. Además, estos números son consistentes con el movimiento turístico de los últimos fines de semana largos. Especialmente el último de octubre, cuando diferentes paradores de la costa destacaron que recibieron hasta 40% más personas que en la misma fecha del año pasado. Los fines de semana recientes dejan números alentadores para el sector.

En la costa los precios habrían incrementado alrededor de 10% en dólares. Los alquileres quincenales de un inmueble para dos o tres personas no bajan de $56.000. Asimismo, fuera de temporada, es decir, antes y despúes del top (para diciembre y marzo), sugieren que los precios podrían bajar en torno a 20%, siempre según la cantidad de demanda.

En Córdoba, las expectativas van en la misma sintonía, luego de que la plaza hotelera tuvo una demanda de 70% de toda su capacidad en los últimos fines de semana largos. Así, la incertidumbre que tiene la oferta turística en las diferentes localidades y ciudades del país pasa por el comportamiento de la economía en el último trimestre. Por eso el sector entiende: dólar, inflación y consumo.

Los dólares del turismo aún no mueven la aguja

Pese a que Argentina está barata para quien viene con dólares, el turismo internacional no muestra signos relevantes. Del total de viajeros hospedados, solo 16% reside en otros países, cifra mucho mayor que la del año pasado, cuando el flujo de personas en agosto de 2021 estuvo condicionado por la pandemia.

De los viajeros no residentes, señala el informe del Indec, 58% provino de los países integrantes del Mercosur, y 23% del bloque de países que componen la categoría “Resto de América”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉