Aitala: pastas secas de especialidad

Aitala

La compañía dedicada a la elaboración de fideos tiene más de 100 años de historia.

Fideos Aitala tiene como principal desafío, tras más de 100 años de historia, llegar a nuevos mercados con consumidores que buscan una experiencia diferente a la hora de comer pasta, manteniendo la calidad en sus recetas y su tradición familiar.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La historia comenzó en 1904, cuando Egidio Aitala llegó a la ciudad de Olavarría desde Catania, Sicilia, en busca de un mejor porvenir y futuro, dejando a su familia en su país natal. Su primer trabajo en la ciudad fue en una fideera de la localidad, luego se dedicaría a la fabricación de pan para vender a domicilio.

Luego, en 1913 nace La Bella Italia, nombre comercial que se le puso a la firma y que con el transcurso de los años fue ampliando su producción anual, y generando nuevos puestos de trabajo, incluyendo en la firma a sus dos hijos Antonio y Francisco y transformándose así e Aitala Hnos y Cia, una emblemática y tradicional firma para Olavarría y la zona.

Según Aldo Lantieri, gerente de Producción, y Rosalia Benigni, referente comercial de la empresa, en la actualidad se busca incrementar el consumo de pasta seca de especialidad en la zona, manteniendo la premisa de la calidad en la materia prima.

Para ellos, en la Argentina el consumidor es muy exigente, y busca una pasta que rinda y que cumpla con altos estándares de materias primas. «Es muy detallista a la hora de cumplir los rituales en la cocción de la misma ya que quiere que la experiencia lo transporte y conecte con los orígenes Italianos que como argentinos muchos compartimos», consideran.

Hoy en día, en un escenario de caída del poder adquisitivo, la categoría de fideos en el país es súper amplia, con una gran variedad de oferta para los diferentes públicos, gustos y bolsillos. «La categoría en la que se ubica nuestro producto es más acotada a nivel oferta, ya que se caracteriza por tratarse de un fideo de calidad, de sémola 100%, con una elaboración distintiva que bien compite con fideos internacionales que hoy se importan y comercializan en el país», explican desde la compañía.

Su principal canal de comercialización en su local situado en Olavarría, el cual evoca una fideera tradicional de antaño en donde se pueden comprar incluso fideos recién fabricados y sueltos. Además, también se distribuyen en la provincia de Buenos Aires a través de distribuidores o mediante la compra directa a la fábrica. Sin embargo, como parte del crecimiento lógico y expansión la firma está queriendo ampliarse a otras zonas haciendo llegar el producto a nuevas bocas.

Fuente: Trade y Retail


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉