Argentina: Abrió el primer restaurante de “gastronomía de entorno” de la ciudad

Restaurante

De acuerdo al portal de noticias Diario Crónica, Hoy lo innovador en las cocinas radica en resaltar las raíces, retomar técnicas ancestrales y revalorizar los productos locales, frescos y orgánicos de cada lugar. De eso se trata la propuesta de “Molle Verde”, el restaurante que el reconocido chef Pablo Soto inauguró el pasado martes en la zona norte de nuestra ciudad.

Truchas curadas del Lago Musters, cordero de Río Mayo, langostinos del Puerto de Comodoro, huevos de campo de productores de km 17, centolla de Caleta Córdova y vieyras de San Antonio Oeste, fueron algunos de los productos que Pablo eligió para el evento de lanzamiento como muestra de las bondades de nuestro suelo y mar patagónico, acompañado por terruños de cercanía, bodegas Otronia y Familia Schroeder, además de coctelería con Bosque Gin. Todo ello se podrá degustar durante el año, de martes a domingo, en Castro Barros N°122.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

“El objetivo del equipo de Molle es visibilizar el trabajo de los productores, poner en valor los productos locales y mostrar al país que la gastronomía de nuestra ciudad está a la altura del turista que nos visita y busca nuevas experiencias”, dijo Soto ante periodistas, influencers y algunos referentes institucionales citados esa tarde, reafirmando así que su proyecto espera acompañar y potenciar el desarrollo de la ciudad como destino turístico. De esta manera, se convierte en el primer restaurante de Comodoro con esta impronta tan marcada y singular.

Quienes conozcan la trayectoria del chef saben que siempre siguió una línea conductora clara: la de volver al origen y a los conceptos más nobles de la cocina. “En la Patagonia el producto es el rey y siempre se busca realzar el sabor natural” comentó Pablo Soto a la prensa, explicando que se trata del gran diferencial de nuestra región.

Experiencia Molle Verde

Molle Verde escapa del bullicio céntrico y se ubica en el corazón del histórico barrio General Mosconi, más comúnmente conocido como km 3. La fachada de una antigua casa estilo “ypefiano” se mantiene intacta y alberga en su interior toda la magia de esta “Experiencia Molle”. La rodea un patio parquizado donde se preservan añejos árboles frutales y se instaló una huerta con aromáticas y hortalizas.

Todo en Molle Verde habla de recuperar viejas costumbres y herencias, pero también de un diseño interior moderno y colorido, que estuvo a cargo del arquitecto Lisandro Barroso, que invita a compartir un momento distendido y exclusivo.

Quienes lo visiten deberán hacer una reserva previa, pudiendo elegir entre aventurarse por un menú de cinco pasos que incluye maridajes sugeridos por el chef o degustar un plato de su carta.

Pablo Soto, profeta en su tierra

Nació en Comodoro Rivadavia y durante más de dos décadas tuvo la oportunidad de perfeccionarse con reconocidos chefs como Joan Coll, Iwao Komiyama, Mauro Colagreco, Pablo Leiva, Alex Aguiló Muñoz, Antos Yaskowiak, Roberto Goñi, entre otros.

Trabajó como chef ejecutivo en establecimientos privados y como asesor gastronómico en importantes eventos. Representó a la Patagonia en Madrid Fusión 2017, en el Aniversario de la Cámara Argentina de Turismo en la Casa Rosada, en la Feria Internacional de Turismo y en otros eventos en varios países del mundo. El más reciente fue la 2º Edición del Congreso Gastronómico Binómico en España, representando a Chubut en el mes de octubre.

Hoy lo acompaña un equipo conformado por personas que a él les gusta denominar “gente de barrio”, como una gran virtud que termina de dar sentido a todo este concepto de Molle Verde.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉