América Retail | Homepage
Thursday, January 19, 2017

La primera comunidad del retail en Latinoamérica

Opinión: ¿qué viene ahora en innovación?

Opinión: ¿qué viene ahora en innovación?
enero 13, 2016

👤Periodista: Guillermo Rodríguez 🕔13.Ene 2016

 

Filiberto Amati 90Por Filiberto Amati, italiano de origen, ciudadano del mundo con ocho países en dos continentes. Ingeniero de gestión en Italia, MBA del IESE en España, estudiante doctoral en Polonia, ex P&G, ex Campari, ex Philips, consultor de marcas y de innovaciones, autor, padre y marido entusiasta.

Amati & Associateswww.amati-associates.com


 

Cuando la innovación emergió como un sector concreto y definido, al concluir la Segunda Guerra Mundial, puso un gran empeño en el desarrollo de nuevos productos y servicios.

Así pues, la innovación se vinculó estrechamente a la Investigación y Desarrollo. Aunque la innovación es una práctica intuitiva, muchos expertos consideraron que estaba directamente relacionada con el éxito de lanzamientos anteriores al mercado, lo que explica la tendencia a percibir la innovación y la I + D como campos deterministas. Un excelente ejemplo de este punto de vista lo encontramos en el actual clima económico, en el cual muchos analistas financieros siguen tomando parámetros de la relación entre la inversión en I+D y las ventas netas como referencia para medir la capacidad de innovación de una empresa.

Las empresas con un elevada correlación entre I+D/venta neta se consideran habitualmente “más innovadoras”. Obviamente, este método de evaluación no tiene en cuenta varios aspectos clave de la I+D y la innovación, siendo el primero y más importante que hay dos formas distintas de I+D. Una rama de la I+D se centra exclusivamente en el desarrollo y lanzamiento de nuevos productos y tecnologías, algunos de los cuales serán completamente nuevos, mientras que otros seguirán tendencias preexistentes en el mercado (por ejemplo, después de la introducción de la televisión en 3D, todos los peces gordos del sector invirtieron en adoptar esta tecnología).

También hay otra forma de I+D, que se centra principalmente en la reducción de costes con el fin de permitir conservar los márgenes en mercados en los que existe presión sobre el precio. Esta forma particular de investigación y desarrollo tiene muy poco que ver con la innovación. Además, incluso si todas las inversiones en I + D se orientasen hacia el desarrollo de nuevos productos y servicios, es evidente que no todas estas inversiones producirían los mismos rendimientos y beneficios.

 

Empresa

 

Por lo tanto, vincular la innovación a la inversión en I+D y, más concretamente, a la I + D en general, es claramente una falacia. Sin embargo, el problema no es tan sencillo. Medir el impacto de la innovación es bastante complejo, debido, en gran parte, al hecho de que la palabra innovación cada vez se usa en un sentido más amplio. Por ejemplo, “innovación del modelo de negocio” e “innovación abierta” hacen referencia, en términos generales, a una clara desviación de la I+D interna hacia redes avanzadas de unidades externas que abarcan cuestiones tan apremiantes como las alianzas entre competidores, colaboraciones con universidades y centros de investigación, nuevos mercados y desarrollo de productos , entre otros aspectos.

A la vista de la situación actual, pensé que sería interesante analizar qué han predicho que ocurrirá en este campo varios eminentes académicos que actualmente estudian la innovación. En particular, tomaré como referencia el siguiente libro: Fagerberg, Jan, Ben R. Martin y Esben Sloth Andersen. Innovation Studies: Evolution and Future Challenges. Oxford University Press, 2013. En él, varios eminentes estudiosos de la innovación identifican quince desafíos contemporáneos y futuros relacionados con la innovación y los estudios sobre innovación, de los cuales siete son relevantes.

Los siete retos que vamos a abordar son los siguientes:

1. De la innovación visible a la innovación oscura
Está directamente vinculado a la cuestión de la medición y la presentación de informes. Hablamos de la innovación y la exploramos con una sintaxis derivada de las medidas que utilizamos actualmente para observar y cuantificar el campo. Sin embargo, gran parte de la arena de la I+D permanece oculta a la observación y está centrada exclusivamente en la tecnología que deberá impulsar el ritmo de la innovación en los próximos meses y años en una amplio abanico de disciplinas.

Este concepto es muy similar a la idea de “materia oscura”, un fenómeno físico que en la actualidad carecemos de las herramientas necesarias para medir, pero cuya existencia se puede inferir por sus efectos sobre la materia visible. La innovación que se utiliza para mejorar aún más la velocidad, la eficiencia y el impacto de los grupos de profesionales cuyo trabajo principal es, de hecho, innovar, es probable que produzca resultados sustanciales que en este momento no se pueden medir.

 

competitividad empresarial

2. De “juguetes para críos” a innovaciones mundanas, pero liberadoras
Cierra los ojos y piensa en tus ejemplos favoritos de innovación. A la mayoría de nosotros probablemente nos vienen a la cabeza una amplia variedad de productos de electrónica de consumo, automóviles y accesorios. Cuando hablamos de innovación, a menudo utilizamos productos concretos como referencias de tendencias históricas, por ejemplo el iPhone, iPad, Tesla, Google Glass, etc. Según FastCompany, las cinco compañías más innovadoras en 2015 fueron Warby Parker, Apple, Alibaba, Google e Instagram.

En esa misma lista, solo una de las 50 mejores empresas era una organización sin ánimo de lucro: Color of Change, una entidad cuyo objetivo es promover el cambio social para favorecer el desarrollo de la población afroamericana. La idea de fondo es que si seguimos tomando como referentes de innovación los “juguetes para críos”, ¿cómo vamos a desarrollar, percibir, comprender y propiciar la innovación que no esté orientada al producto? ¿Cómo vamos a solucionar grandes problemas sociales, como la pobreza y la disponibilidad de agua?
3. De la innovación para la productividad económica a la “innovación verde”
Cuando los políticos hablan de innovación, lo hacen en términos de riqueza económica y productividad, centrándose generalmente en conseguir fabricar productos más baratos y asequibles para más gente.

Dicho esto, como los millenials se están convirtiendo en un segmento cada vez más importante de la población votante, es razonable suponer que la atención se desplazará hacia la innovación sostenible.La sostenibilidad probablemente será tan importante como la asequibilidad.

4. De la innovación de riesgo a la innovación socialmente responsable
A menudo damos por supuesto que cualquier innovación y avance tecnológico son buenos. También tendemos a centrar nuestra atención en los cambios económicos y sociales positivos que el desarrollo tecnológico hace posibles, casi ignorando los daños provocados por algunos de estos avances tecnológicos.

Un cambio más amplio hacia la innovación socialmente responsable nos ayudará a evaluar qué innovaciones son en realidad perjudiciales frente a les que son verdaderamente una ayuda.

 

empre.

 

5. De la innovación para crear riqueza a la innovación para el bienestar
Históricamente, hemos confundido el “progreso” con nuestro deseo de aumentar el consumo.

Nuestra noción de progreso tiene que cambiar y centrarse en un paradigma de consumo basado en la idea fundamental de que “suficiente es suficiente”.

6. De “el ganador se lo lleva todo” a “justicia para todos”
Tradicionalmente, hemos puesto mucha atención en los indicadores de crecimiento económico como reflejo de la riqueza de una sociedad. Somos muy conscientes de cómo se ha incrementado la polarización de la riqueza en los últimos 30 años, y de que la brecha entre ricos y pobres se ha ampliado año tras año.

La innovación no es la culpable de la brecha, aunque ha sido un catalizador para ello. Debemos esperar (y celebrar) un desplazamiento de la innovación hacia las ideas e iniciativas que reduzcan la brecha en la distribución de la riqueza.

7. De la visión del gobierno como “enmendador de errores” al estado emprendedor
Tanto si tenemos un punto de vista liberal como conservador sobre los mercados, puede ser que todos estemos de acuerdo en que si dejamos que el mercado “se las arregle solo”, el ritmo de desarrollo hacia una nación más verde, más justa y más sostenible no sea lo suficientemente rápido.

Muchos estudiosos postulan que los gobiernos tendrán que tomar un papel de liderazgo en el desarrollo de vías hacia trayectorias tecnológicas determinadas, más allá de su función como administradores de la financiación y la fiscalidad de determinados sectores. Este papel emprendedor que se espera que asuma el estado servirá como guía provisional hasta que el sector privado pueda tomar las riendas de la nueva trayectoria.

Como conclusión, tenemos que redefinir nuestra idea de lo que creemos que es la innovación y de lo que puede llegar a ser con el fin de impulsar adecuadamente un cambio sostenible y duradero en los sectores tecnológico, de producto y económico.

 

 

empresarial

 

En primer lugar, tenemos que encontrar una definición de innovación menos dependiente de lo cuantificable (de momento) y menos centrada en la tecnología. Por otra parte, tenemos que dejar de tomar como referentes de innovación los típicos “juguetes para críos” si queremos llevar a cabo un cambio duradero en nuestra sociedad. Nuestro lema debe ser “más verde, más justo, más sostenible”.

También tenemos que ir más allá de la suposición de que cualquier cambio tecnológico es positivo (o negativo) y abrazar el concepto de innovación socialmente responsable. Por último, si queremos desarrollar trayectorias tecnológicas más sostenibles dentro de unos plazos convenientes, tenemos que empezar a pedir a nuestros gobiernos que se conviertan en conductores proactivos del cambio en lugar limitarse a ser una red de seguridad pasiva.

 

Articulos relacionados

Opinión: Las tiendas más rentables del mundo por m2

Opinión: Las tiendas más rentables del mundo por m2
enero 19, 2017

Si fuera capaz de localizar las cadenas de tiendas más rentables por metro cuadrado, tendría

Opinión: Una mirada de liderazgo hacia el futuro

Opinión: Una mirada de liderazgo hacia el futuro
enero 19, 2017

Entre el 17 y el 20 de enero, se celebrará en Suiza una nueva edición

Opinión: La Ruta del Shopper Moderno

Opinión: La Ruta del Shopper Moderno

enero 18, 2017

Los compradores en el retail de hoy son algo diferentes a los de hace algunos

Opinión: La tecnología como herramienta para cerrar la brecha de género

Opinión: La tecnología como herramienta para cerrar la brecha de género

enero 18, 2017

  Actualmente nos encontramos en la Cuarta Revolución Industrial, caracterizada por la transformación digital en todos

Opinión: La sofisticación del consumo

Opinión: La sofisticación del consumo
enero 18, 2017

Productos como el chocolate, el té, los alimentos orgánicos, el agua, los celulares y el

Últimas Noticias

Newsletter

SECTIONS

América Retail